NO ERES TÚ, SOY YO

image

Algo raro hay en mí,  que atrae los líos.
Pongo un circo y me crecen los enanos,  literalmente.

Que no exagero, palabra de niña buena!

El año en sí ha sido extraño. Mis años los cuento de cumpleaños en cumpleaños,  y este, he crecido mucho!

Ni a lo ancho ni a lo alto, gracias a Dios.

Me refiero a crecer como persona, creo que soy un poquito mejor, quiza no, no sé,  tu dirás.

El caso es que me ha pasado de todo: cambio de trabajo,  operación que se complica, sospechosa en una trama de estafadores a nivel nacional,  con sus interrogatorios y sus abogados y sus misterios….

Esto de escribir que se me despierta de golpe!

Hacer el vestuario para una obra de teatro…..

Mi casa, por ejemplo: parece el camarote de los Hermanos Marx. Se va mi hijo a Inglaterra y se viene mi suegra a casa. Mi hija de acogida que va y viene de Bielorrusia,  como la que baja al parque y amigos que aparecen y desaparecen, como las mareas.

Y esto generalizando mucho, que no os quiero aburrir.

El caso es que ayer fui al médico,  tengo una contractura en el hombro izquierdo,  que sobre todo, no me deja dormir, salí con el brazo en cabestrillo,  que no fui por gusto vamos!

Al llegar, mientras me atiende la recepcionista,  me fijo en su pelo y le digo: qué mechas tan monas te han hecho!
La cara de felicidad de esa chica, no tiene precio. Se iluminó completamente,  estaba radiante.  Nadie lo había notado, ni en su casa!

Pero la cosa siguió…

La enfermera que me hizo las radiografías,  me resultó familiar, pero estaba distinta.
-Te has cortado el pelo?-pregunté

Otra chica con la sonrisa de oreja a oreja….

-Estás monísima!

….y es que es tan sencillo ser amable!

Con mi tratamiento y las instrucciones a seguir, me tomé un café. Antes era algo más cotidiano,  y ahora, con tantos cambios en mi vida, poder tomar un café fuera del trabajo,  se convierte en algo mágico y muy especial.

Y así,  feliz como una perdiz,  me dirigí a casa, mientras intentaba conservar el recuerdo del sabor de ese café,  que me supo a gloria, aún en mi boca, no sin antes parar en la farmacia.  Fastidiada porque siempre hay cola.

Y de repente,  al girar la esquina,  veo una nueva farmacia,  pero no hay ni un sólo aparcamiento…

Miro desde el coche el interior,  Y NO HAY NADIE!

Así que dejo el coche en doble fila, y entro. Mientras buscan mis medicamentos, oigo a Bach de fondo, y me fijo en la decoración: acogedora y cálida ,  con las luces perfectamente estudiadas para conseguir un ambiente relajado.
La farmacéutica que me atiende,  intentando esbozar una sonrisa, con unas ojeras que le llegan al suelo, me pregunta con tono seco:

-Algo más?

Y podía haberme despedido sin más,  pero al tenderle un billete para que se cobrara, le respondí…

-Sí! Me encanta tu farmacia!  Es la más bonita que he visto nunca.

Le desapareció el cansancio y perdió algunos años de golpe!

Y volví a casa, pero al llegar,  una amiguita de mi pequeña hija de acogida,  salió corriendo hacía mí y se me colgó del cuello :

Cuanto tiempo sin verte! -dijo mientras la abrazaba dándole vueltas en el aire.

Ahora era yo la que tenía la sonrisa de oreja a oreja! 
Esta era la recompensa que me daba la vida. Una niña de nueve años, que apenas me conoce, se alegra de verme,  y me abrazaba como hace Alejandra cuando soy su madre.

Y es que es muy sencillo hacer que tu vida sea especial y mágica! 

Sólo tienes que seguir las migas de pan. Te las dejaré por el camino, sígueme!!!

Isabel J.

Anuncios

8 comentarios sobre “NO ERES TÚ, SOY YO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s