Con ganas de hacerte feliz…

11164828_806844892698156_6512785824438976099_n

Hoy me han preguntado cómo empezo esto de escribir.

-Fue de repente? Un día sin más?

No sé cómo fue. Empezó lentamente, cómo los grandes amores.

Un día decidí dejar de ser observador, para ser protagonista, y romper a llorar sin poder evitarlo.

Mi vida empezó a querer salir al mundo, la mayoría de edad supongo. Con ella, las personas con las que he tenido el placer de compartirla hasta hoy, y que siguen ocupando un lugar en mi corazón, me recordaban cada día la enorme suerte que he tenido de vivir parte de sus días.

A veces dias y noches, vidas enteras, vividas sin perder una sola gota de ellas.
Se quedan ahí, siempre, cada risa, cada beso, todos los abrazos. Conversaciones, viajes, sensaciones, olores, amores, pasiones. Todos y cada uno de los momentos, todos y cada uno de vosotros.

Y empece a escribir, sin más.

Es cómo cuando conoces a alguien, por casualidad, y te apasiona tanto lo que dice, lo que ves, lo que sientes a su lado, que no es que sientas que lo amas, es que te dan ganas de hacerlo feliz.

Exactamente es la misma sensación, pero a la inversa. Las historias surgen de lo vivido, y las transformas y modificas, escribiendo tú el final, tal y cómo te gustaría que fuera.
Viajas a dónde quieres, te alojas dónde te apetece y lo mismo vives en una casa con fantasmas, qué en un ático frente al mar. Retomas relaciones que murieron, y haces que el protagonista te bese.

Es sencillamente mágico!

Y es así exactamente cómo debería ser nuestra vida, cómo nos gustaría qué fuera, sin conformarnos con menos, porque lo merecemos.

Yo al menos lo merezco, y tú seguro que también.

Y sí no puedes pasear, exhibir tu amor por la calle, es que no es el camino, porque no sirve con imaginarlo, la vida hay que vivirla.

Que si hoy no te quedan besos para mí, alguien los tendrá.

Y mis veranos completos se los dedico a mi hija, los veranos y las navidades. Y el dolor es soportable, la alegría, que no la pena de verla feliz, merece cualquier sacrificio.

Y esa es mi vida, en un resumen muy pequeño, porque las historias vividas o imaginadas, las dejo para mis novelas, y si un día te ves reflejada en ellas, será porque he tenido la suerte de rozar la tuya.

No me olvides, yo no podré hacerlo

Isabel J.

Anuncios

8 comentarios sobre “Con ganas de hacerte feliz…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s