Soñando como niños…

image

La vida es larga y yo soy afortunada, tengo unos recuerdos fantásticos de la infancia.

Alguno de ellos son sólo sueños: mis padres dicen, que los payasos de la tele, jamás estuvieron en casa, celebrando mi cuarto cumpleaños,  aunque yo lo recuerdo de una manera tan real, que me niego a renunciar a este recuerdo en concreto.

Esto no es del todo bueno.  Me refiero a la capacidad de recordarlo todo, incluso sueños…
Algunos,  reales ó imaginados, decidí desterrarlos,  allá,  en el ala norte de mi cerebro,  aunque a veces me asaltan, sin previo aviso.

Son esos momentos vividos que duelen,  transformados en recuerdos enterrados, pasados, presentes ó soñados, que vuelven un día a recordarte que no eres tan fuerte, y te doblan de dolor, te parten por la mitad y te hacen caer,  a pedazos.

Y luego están los amigos, tu gente,  a la que quieres,  a la que extrañas. Algunos no volverán jamás,  se fueron a un mundo mejor, más divino, estoy segura de eso.
Otros, han sido tragados por la vida.  Un día están y otros: si te he visto, no me acuerdo!
Y es muy triste,  demasiado doloroso. Siguen todos conmigo aquí,  como fantasmas que ya no interactuan.  Unos porque no pueden y otros porque ya no quieren. Desaparecion un buen día,  absorbidos por la vida, que sigue implacable su curso, diciéndome,  que no es bueno aferrarse a los recuerdos.  Pero yo no puedo.
Quizá por eso escribo, es un modo de compartir lo que siento sin molestar a nadie.
O eso creía yo, que no molestaba,  que no hacía daño compartiendo cuatro palabras,  escritas desde el corazón, unas veces pura ficción,  otras, la mayoría,  sólo realidad.

Y es entonces cuando necesito esos abrazos que me brindas y que me dejan sin aliento,  mezclados entre sentimientos de protección y cariño,  espero!

Aunque no sea lo más apropiado,  quiero aprovechar la ocasión y pedir disculpas a todo aquel que le moleste mi incesante actividad como escritora,  y aunque nunca antes lo haya sido, no es sinónimo de que no lo pueda ser, porque SÍ,  sencillamente porque me lo pide el cuerpo. 

De todas maneras,  pido disculpas a todos aquellos que os resulte molesto que aparezca en vuestras notificaciones de redes sociales ó laborales, y os invito a marcharos sin más.
En mi defensa he de decir, que jamás he tenido la intención,  ni por supuesto era consciente de molestar. Espero que acepteis mis más sinceras disculpas,  y teniendo en cuenta que no sé quienes sois,  os vayáis directamente.
Luego me encariño, y duele infinitamente más!
Os dejo un abrazo para el camino y un consejo:
“Jamás dejéis que nada ni nadie apague vuestros sueños”

Isabel J.

Publicado desde WordPress para Android

Anuncios

2 comentarios sobre “Soñando como niños…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s