…perdiendo el Sur (desconociendo personas)

image

Mi carácter me puede!

Esto es algo que no tengo ni que jurar a quien me conoce y me sufre, porque lo viven,  no a diario, pero es una realidad.

Tras años de autoflagelación, autocontrol, autodisciplina y cualquier otra palabra que comience por auto, casi, casi,  casi (pero no) he conseguido doblegarme.
Morderme la boca antes de decir una palabra más alta que otra, el consabido contar hasta diez antes de hablar.

Respiro hondo, cierro los ojos y me voy.  He llegado a la conclusión de que si no puedo decir nada que mejore el silencio,  es mejor callar.

Suelo (he dicho suelo), no presentar quejas, no sirven de nada!
Incluso esas que llegan por triplicado a la oficina del consumidor.

Abran los ojos señores, no sirven absolutamente para nada.

Por suerte, tengo ya muchos años para poder contarlo,  y he vivido casi de todo.
Y sin que tenga que meditarlo mucho, puedo agrupar en tres, el tipo de situaciones-personas que me hacen perder el Sur.

Los falsos amigos :
Esto es complicado.  Entran en juego los sentimientos.  Me las suelen jugar en más de una ocasión,  aunque llega un día que es tanto el abuso,  que por fin acepto que la amistad jamás fue recíproca y dejo de estar.

Yo me tengo que caer con tó ‘lequipo.

Ni para llevarte, ni para recogerte, ni rescatarte,  ni oírte,  llorar contigo, pagarte las copas o ayudarte con tu bebé.  Me ha pasado en más de una ocasión. 
Y sé que la culpa es mía. Suelo estar dispuesta a hacer favores,  y eso atrae a las amistades dependientes, que ni son amigos ni son ná!

La falsa familia
Es la versión de los falsos amigos, aunque con lazos de sangre de por medio. No sé que es más doloroso la verdad,  todos y cada uno de ellos te hacen una mella en el corazón.

Los amigos que no son,
son ángulo de pasillo.

Los amores falsos,  los falsos compañeros de trabajo, a la mala gente,  ni la voy a mencionar,  no merece ni uno solo de mis pensamientos (de los vuestros tampoco. Hacedme caso, a ese tipo de personas es mejor desconocerla).

A la mala gente prefiero desconocerla.

La gota que colma el vaso
Este es el peor de los casos. Lo pago todo con quien menos culpa tiene.  Lo más tonto me hace estallar (consecuencia de aguantar demasiado) Y realmente si te digo que algo me ha molestado y que estoy dolida, es porque es así,  aunque no haya sido para tanto,  pero qué quieres? Soy así de tonta, y realmente lo que necesito es que me cojas y me abraces,  incluso te diré que si lo haces,  puede que rompa a llorar. No lo sé,  jamás nadie me ha abrazado cuando me ve enfadada.

Y es que siempre he sido fuerte, independiente, gruñona,  mandona… Un bicho verde,  lo reconozco con to’as sus letras y en gaditano. Pero también soy buena gente,  mimosa como una gatita pequeña,  dulce, amable, cariñosa, dispuesta a ayudar. De esas personas que no tienen nada suyo, y que si terminan queriéndote, te querrán para siempre.

Ahora bien,  no me busques, porque si terminas encontrándome:

             “que te coja confesao “

Isabel J.

Anuncios

10 comentarios sobre “…perdiendo el Sur (desconociendo personas)

  1. ¡Bravo! Jajaja ¡qué capacidad de síntesis! Genial el texto, me identifico bastante. Un día decidí que prefería ser más “malqueda” y menos “salvavidas”. Hay que quererse, carajo, y sobre todo como uno mismo es.
    Enhorabuena (y el carácter que no falte nunca)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s