día 16…., hacía la Primavera

image

Lo mejor de los días malos, de los sofocos,  los malos

modos, las crisis,  los amores falsos… Lo mejor de lo peor, es que antes o después termina.

Ayer hablaba con una amiga,  sobre hombres.  Es muy curiosa la facilidad que tienen algunos señores para convertirnos de la noche a la mañana en el “amor de su vida”!

La culpa es nuestra,  que estamos predispuestas a creerlos a pie juntillas.
Y no creo que todo sea mentira.  Es imposible fingir tanto, o sí?
No lo sé,  de veras que no.

Ni todos los hombres son El Lobo, ni ninguna de nosotras somos Caperucita.

El Amor, como a las buenas personas,  las carreras de éxito,  los amigos de verdad, los trabajos bien hechos, y tantas cosas sólidas como rocas,  no se forjan en un sólo día, fruto de la atracción.  Todo, todo, pero todo, requiere de tiempo,  dedicación y cuidados.

Cuando se trata de temas del corazón,  compleja maquinaria,  mucho más.

Hace poco, en una conversación distendida, con un amigo, me decía que su trabajo consiste en detectar aquellas cosas que no encajan. Los errores en el sistema.  Siempre hay alguno, y si no lo encuentras,  pero sientes que lo hay: confía en tu instinto!

No os invito a ser desconfiados, porque las normas para no caer en historias raras, son extensivas a todos. Nada es exclusivo en temas amorosos a mujeres u hombres.

Creo que todos queremos lo mismo: encontrar un amor bonito y sincero que nos haga vibrar!

Tan fácil y al mismo tiempo tan difícil.

Si te dicen “te quiero “, en el primer golpe de pestañas: no es verdad.

Si parece demasiado bonito para ser cierto: no es verdad.

Si están hoy y mañana desaparecen: no es verdad.

Te cambian por un trabajo fantástico al otro lado del mundo…, para decirte: aquí te aprecio!….

Puedo seguir,  y seguir, y seguir. Por desgracia,  los cuentos me los conozco todos.  Soy de esas personas no afortunadas en el juego,  ni en el amor. Seré demasiado seria, digo yo!

El caso es que aprendí a sólo caer para coger impulso, y a no encariñarme jamás con la piedra, si fue lo que me hizo caer.

Y qué quieres que te diga?
Yo que nunca fui de casarme, ahora a la mitad de toda vida conocida, me apetece dar “el SÍ QUIERO “, y disfrutar de todas las puestas de Sol de tu mano. 
En Primavera?  Porqué no?
Una Navidad de esta, porque cualquier día es bueno para enamorarse.

Isabel J.

Anuncios

Un comentario sobre “día 16…., hacía la Primavera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s