día 23…, hacía la Primavera

image

La vida no viene con instrucciones,  ni con seguro médico.  No existen las tomas falsas.  No hay escenas que puedan repetirse,  o borrarse y volver a grabarlas. No hay ensayos que valgan. Es imposible retocarla como a una foto, con un programa de última generación.
La vives en directo,  en primera persona y es tuya, en lo bueno y en lo malo. En la salud y en la enfermedad.  En la riqueza y en la pobreza.  Hasta que la muerte os separe.

Yo tengo la suerte de tener a muchísimas personas que me dicen a diario lo bien que lo hago, lo mucho que les gusta como lo hago y como la letra de aquella canción de una emergente cantante de verano, que se disolvió en el calor de agosto :

“Que guapa soy y que tipo tengo”

Y ni me lo creo todo, ni dejo de creérmelo!

  El ser humano tiene muchas cosas buenas y también muchas malas.

Todos tenemos nuestro lado oscuro,  a veces, como en mi caso,  casi tenebroso,  pero no es malo reconocerlo,  de hecho,  es lo mejor que puedes hacer por tí mismo:

aceptarte y vivir contigo!

Y a todo este rollo que os estoy contando de buena mañana,  yo iba hacia el tema de ser agradecido.

Parece que todo está dicho,  siempre.

Que los “te quiero “, se sobreentienden.
Que los esfuerzos se dan por agradecidos con una sonrisa.

Si ella,  o él te gusta,  y te parece guapo: ya lo sabe!

Las palabras de apoyo, de aliento,  de ánimo: no son necesarias agradecerlas!

Si alguien te gusta, y a ambos se os instala esa sonrisa tonta en la cara, se os entrecortan las palabras,  y sólo sois capaces de decir chorradas: se os nota!

Pero no es así!

Las cosas hay que decirlas.
Jamás debemos dar nada por sabido,  por entendido,  como consecuencia lógica de nuestros actos, que los demás ven en nuestro interior.
Sinceramente,  no conozco a ningún vidente!
Es necesario dar las gracias!
Decir directamente a las personas que te importan, cuanto significan para tí.
A esas personas que sientes más cercanas que a otras y de las que su opinión y sus comentarios te afectan e influyen,  sin que haya un motivo especial: díselo uno a uno!
Invierte parte de tu tiempo en algo importante para los demás: los sentimientos!
Es importante compartir lo que sientes. A todos nos gusta sentirnos queridos, apreciados,  y saber que significamos algo para los demás,  aunque estemos a miles de kilómetros de distancia.
Hay que decirlo!
HAZLO HOY! Mañana puede ser tarde!
Qué más da si no eres correspondido, si no te aman en la misma medida, si vuestra dimensión es otra! A quién le importa? Crees que saldrás en la prensa de mañana?
Lo dudo mucho.
Siembra, siempre que se te presente una oportunidad,  hazlo, que algo queda.
Di TE quiero, si lo sientes!  Haz saber a esa persona que es especial para tí,  que sus palabras las tienes en cuenta,  que todos sus detalles hacia tí te calan el alma.
Que conste,  dónde tenga que constar, que no hablo de AMOR en particular,  sino en general.
Hablo de simpatía,  de cercanía,  de empatía. De estar en sintonía con otra persona,  de amistad, hermandad…, amor al fin y al cabo, le llames como tú le quieras llamar.

Todas y cada una de las perlas, han nacido de una herida, provocada por un simple grano de arena.

Cuida tus palabras y mima a quienes están contigo,  porque solo el amor puede salvarnos .

Isabel J.

Anuncios

Un comentario sobre “día 23…, hacía la Primavera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s