…café para dos.

image

A mí no me gustaba el café, y ella lo necesitaba para subsistir,  ese fué el principio del fin.

Cada uno tiene sus tablas a las que asirse, y las nuestras eran tan diferentes,  que nunca llegué a entender los mensajes de sus idas, si es que los hubo.

Me parecía mágico que pudiera escribir para mí. Cada letra, cada palabra, todas y cada una de sus frases escondían un mensaje en clave de mi querida Julietta, y poco a poco, caí preso de sus versos asonantes, de su falta de métrica,  de su sonrisa imposible. Aunque sólo se lo decía cuando se alejaba. No sé porqué!

Me enseñaron a ser distante, a ser fuerte, a ser un hombre. Y los hombres no lloran, apenas sienten, salvo en la intimidad.
Además,  yo sabía que esa parte de mí,  era la que más le gustaba a mi pequeña gatita.

Ella era una pantera, a la que le gustaba ronronear en mi ventana. Y me acostumbré a tenerla allí, como mi billete comprado rumbo a lo desconocido. Se dejaba acariciar, y subsistia apenas con dos palabras.
No supe ver que se iría,  pero lo hizo.

Comenzó por no aparecer alguna noche, y luego amanecía acurrucada al calor de mi cuerpo. Le gustaba que la abrazara hasta dejarla casi sin aliento,  y luego se iba.

Los felinos son así: independientes!

Hoy casi no recuerdo si fué ella quien me eligió a mí,  o fue al revés. Da igual, la verdad.

Ha dejado de aparecer, ya no me siento en sus letras. Ya no me encuentro en sus versos. Ya ella no está.

Con lo que me gustaba perderme en el ámbar de sus ojos, y, ahora ha desaparecido en la nada de la noche, y ya no puedo dormir.

Olvidé pedirle que se quedara. Olvidé darle las llaves de mi casa! Con ella no fué suficiente dejar las ventanas abiertas de par en par.

Acabo de hacer reformas,  he quitado las puertas,  las ventanas, las escaleras,  incluso he tirado los muebles, y sólo espero que vuelva, como tantas veces lo ya hecho antes, y elija mi mobiliario,  y se quede a vivir en mi cuerpo…

Pero es tarde!
Yo le construí un Castillo y ella quería un velero!
Y dicen que a los gatos no les gusta el agua….

Isabel J.

Anuncios

Un comentario sobre “…café para dos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s