desaprendiendo, día 11….

image

Primero tú, luego tú, después tú.
Aprende a quererte, olvida prejuicios.

 

Partiendo de la base que ninguno somos perfectos, y me pongo la primera de la lista, debemos aprender a conocernos, a aceptarnos y a querernos tal y cómo somos. Con todas nuestras virtudes, pero también, con todos nuestros defectos.
Sólo tras la aceptación de nuestras limitaciones, seremos capaces de mirarnos al espejo de frente, y podremos partir hacia el que será nuestro camino.
Cada tropiezo, una oportunidad de crecer y mejorar.

Si siempre haces lo mismo, no esperes resultados diferentes

A veces me agobio y me encierro.
Cuesta salir de la rutina. Y sales de ella para adaptarte a una nueva. Piénsalo, todos hacemos exactamente lo mismo.
A mí por ejemplo, en general, me cae todo el mundo bien, siempre.
Me gustan las personas, sus mundos, paralelos al mío, y a la vez tan diferentes. Cada persona es un mundo, forman universos paralelos, extraños, ajenos, y a la vez, ahí, tan tan cerca, que sólo tienes que extender tu mano para estar dentro de ellos.

No todos podemos ser científicos, arqueólogos, médicos, artistas. No puedes cantar, ni ser primer bailarín ó piloto de carreras. Lo vemos todos los días.

Con esto me refiero a mirarte al espejo y aceptarte.

Igual ocurre con el amor, ó la amistad. Es imposible ser amigo de todo el mundo, caerle bien a todo el mundo, reír con todo el mundo, ó enamorarte del primero que pase por tu puerta.

A mí me gusta aprender, crecer, avanzar. Los años me enseñaron que de nada sirve un frasco bonito, si dentro no hay nada. Incluso, hay frascos, en apariencia perfectos, con poros, por los que se evapora el líquido, cada vez que lo llenas. En nada, vuelven a estar vacíos.
Particularmente, necesito que lo que hay dentro de las personas con las que me relaciono, despierten curiosidad en mí. Que me resulten interesantes por lo que hay dentro. La atracción, debe ser mental.
El problema, o no, es que en la mayoría de ocasiones,las relaciones que cosechas, vienen con fecha de caducidad.
No todos los amigos siguen andando de la mano contigo durante todo el camino. La mayoría sólo te acompaña un trecho, y no por eso dejas de ser, dejas de querer. Es sólo que cada uno debe recorrer su propio sendero de baldosas amarillas. Yo lo acepto y sigo andando hacia OZ, y si hemos andando un trecho de la vida juntos y me necesitas, volveré. De todos modos, siempre será un placer pasar tiempo con mis seres queridos. No me importa ir andando hacia adelante y hacia atrás continuamente.

Soy consciente, de que lo que es bueno para mí, probablemente no lo sea para nadie más.

 

Y llegamos al amor.
A veces, no llegamos nunca. Esto es lo más difícil que vas a tener que afrontar en todo el recorrido que será el camino de tu vida.
Hay personas que están bien solas, de hecho están genial.
Otras que se conforman con seguir con un amor caducado, el resto del camino. Y unas cuantas más , que esperan encontrar a ese eterno enamorado, que le excite cuerpo y mente, que nunca decaiga en el intento de enamorarlas cada día y sea capaz de abandonar su propio camino, para andar uno nuevo con ellas.

Parto de viaje enseguida.
Te vienes?

Isabel J.

Anuncios

Un comentario sobre “desaprendiendo, día 11….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s