Amaneciendo…

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

La vida, a veces , se complica, y lo hace tanto , que decides abandonar, para empezar de cero , lejos.

Así que busqué un lugar tranquilo , entre la montaña y el mar, ni lejos ni cerca de todo y alquilé un bonito apartamento en el casco antiguo de una pequeña ciudad, entre angostas calles y adoquines gastados, frente a una Ermita de aire Barroco, mal restaurada, aunque con todo el encanto que debió tener en sus mejores momentos.

Colgué un cartelito de “cerrado por vacaciones”, en la puerta de mi galería de arte, y me fuí, sin más.

Lo cierto es que directamente casi no se vende nada, todas las transacciones, las ventas importantes, las hago por internet, y eso, puede hacerse desde cualquier lugar.

No creí necesario avisar a mi familia de que me iba, aquello supondría un disgusto para mis padres, y total, tampoco pasaban a  visitarme…

Ver la entrada original 791 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s