imposible….

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

image

Pinchas una rueda,  la llevas al taller,  y le pones un parche.
Y sigues andando como si nada hubiese ocurrido.
Y lo olvidas, porque no tiene importancia.
Y al cabo del tiempo,  vuelves a pinchar,  recuerdas que no hace mucho te ocurrió,  e intentas hacer memoria :

-Fué la misma rueda?

El mecánico,  te advertirá que ya hay un parche,  que los surcos están gastados!
-Deberías cambiar las traseras, al menos!

-Ufff!, cogele el pinchazo y ya veremos el mes próximo…

Y sigues andando,  con la vida llena de parches, tapando heridas que no sanaran porque no se les ha dado el tratamiento adecuado,  por falta de tiempo,  por miedo a poder andar otros caminos. Sigues, sin más.

Y un día te das cuenta qué una tirita no va a curar la herida.
La infección no curada se ha extendido y el único remedio posible es cortar por lo sano.

Ver la entrada original 320 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s