NARA

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

image

En esta pequeña Ciudad,  aún se respira a Pueblo.

¿Y cómo huelen los Pueblos?-preguntaste.

Los Pueblos, amanecen al Alba, y huelen a tierra húmeda de Rocío,  a verde.
Huelen a pan recién horneado.
Huelen dulce, a sonrisa y abrazo, a cariño y a familia.

Suenan a repicar de campana, a geranio en la ventana, y a zapato de tacón sobre el adoquín gastado de sus calles.

Todo mezclado, olores, sonidos, sensaciones y calor de hogar.

Saben a Amor, y sueñan cálidos.

Asi es el aire de esta pequeña ciudad bañada de mar, en la que nací: dulce y salado al mismo tiempo.  Preñado de azules, naranjas y violetas.

Sólo tiene un problema: aquí no hay demasiado que hacer, casi no hay espacio para que nuevas personas aniden en él,  y quise volar, estando convencida de que no había un sitio en él, para mí.

Otros mundos, más grandes, otros afectos…

Ver la entrada original 347 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s