Un día menos …

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

1472911_721423647906948_8394468799644656849_n

Su mundo no era perfecto, nunca lo fué !

Andaba, conociendo que la felicidad residía en pequeños momentos , en las cosas pequeñas y cotidianas, a las que solía agarrarse como un naúfrago a una tabla en medio de océano, feliz de que aquella tabla hubiese aparecido de la nada en aquel mar, repleto de tiburones.

Ella solía poner al mal tiempo buena cara, porque, y aún en los peores momentos , nada se soluciona con enfados o malos modos, eso siempre suele empeorarlo todo !

Sin que nadie lo supiera, sin que a nadie le importara, su mundo se desmoronaba poco a poco bajo sus pies…

Había construido hace años una pequeña cabaña, con maderas que creyó eran de la mejor calidad, pero resultaron estar invadidas por la carcoma y lentamente todo iba siendo devorado, destruido, inexorablemente desaparecía sin que nada pudiera evitarlo, con el añadido de que a…

Ver la entrada original 217 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s