…no se lo cuentes a nadie

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

image

Quedamos en un hotel coqueto,  discreto,  con encanto,  lejos de miradas curiosas y de conocidos.

Teníamos una larga lista de hotelitos desconocidos en los que citarnos, para reuniones de trabajo.

Aquella situación cada vez me gustaba menos.
Estar enamorado debe ser algo bonito.  El amor debe pasearse a la luz del día, debe besarse en público, incluso debe presumirse de él,  con orgullo, de la mano, presentarlo a los amigos,  a la familia,  a tus hijos, dichoso y emocionado por haber tropezado nuevamente con él.
Pero nosotros debíamos ocultarlo, como lo que era, prohibido.

Estábamos llenos de idas y venidas. No era por incompatibilidad de caracteres, falta de ganas,  monotonía ó cansancio.
Yo era consciente de que tenías un hueco para mí en tu vida, como tu amante, y yo quería ocuparla al completo, nunca he sido de conformarme con menos de lo que merezco.

Y tras varias semanas sin…

Ver la entrada original 221 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s