…viviendo en el caos

Un almuerzo,  con un cliente, no tiene  nada malo, y puede significar el cierre de un negocio.  No iba a ser la primera ni la última vez que cerrara una nueva exposición  tras un almuerzo. ¡Sólo almorzar!me dije a mi misma al escoger la ropa por la mañana,  intentando convencerme de que el tórrido sueño la pasada noche con Carlo,  no era más que una pesadilla. Eso y que andaba en dique seco desde hacía más de un año.

Pasadas las once su secretaria me llamó anulando el almuerzo,  y yo me sentí una tonta, viendo cosas dónde no las había. Seguramente estará casado, con dos o tres críos preciosos,  y sólo le interesa mi obra.

No me iba a fastidiar el día una mala interpretación  de sus “señales”. Conseguí sacarlo de la cabeza durante un rato,  hasta que llegó un mensajero con un ramo de rosas.

– ¿Me perdonas?

El corazón me dio un vuelco . De mala interpretación nada chica, ¡ esto es un ataque en toda regla!.  Pero por esa pequeña parte de bipolaridad que ocultamos todas bajo la barra de labios,  decidí que  entre nosotros solamente habría negocios. Como toda respuesta, dí una propina al mensajero,  que seguía de pie plantado frente a mí,  como si fuese el tiesto para las rosas.

Regla número 1 

Es tan atractiva. ¿Cómo sonará su voz ? . Ese cuadro con unos ojos en los que cabe un mundo. Mi mundo podría girar en torno a unos ojos así . . . Deseo que  sea un autorretrato. Por eso, he terminado negociando con ella, saltándome mi norma principal.

A veces parece que el universo se pone en tu contra, o a tu favor; nunca acabas de saberlo hasta que la historia avanza. Hemos quedado . Un almuerzo, cerrar el trato. . . Me encuentro nervioso. Se que me cuesta tener contacto con personas nuevas, nací así. Y por supuesto se que en caso de ser un autorretrato, esos ojos me acorralaran y después de la negociación no tendré valor a pedirle una segunda cita ni siquiera camuflada bajo la excusa de otra reunión de negocios.

Estoy en el restaurante, 10 minutos antes de la hora acordada para el almuerzo. Pensando en qué decirle. Preguntándome si se abrirá a hablar sobre algún tema personal, una pequeña conversación trivial para conocernos . . . o simplemente irá al grano sobre el tema de la exposición. Y sobre todo,  averiguar si es la mujer del cuadro.

Sonreí cuando leí su mensaje “Carlo, podemos almorzar. . .” Yo nunca me hubiera atrevido a proponerlo ¡El universo a mi favor!

Ahora. . .30 minutos después de la hora acordada no tengo duda. El maldito universo nunca ha ido a mi favor, solo ha sido una forma de reírse de mi ¡Otra vez! No va a almorzar conmigo.

André

Jooder! ¡Estoy agotado! ¡Qué resaca! ¿Cuánta gente había en la fiesta? Esa modelo rusa. . .¡Me encanta cuando negociamos con marcas de lencería ¿A quién no?

¿Qué es esto? ¿”Cuadros verónica”? Vaya. . . si es la mujer del cuadro, está para arrancarle el vestido a bocaos.

Bueno, empieza la función: La cito para almorzar, anulo la cita, ramo de flores para disculparme y ahí empieza el Rock&Roll, ahí empieza lo bueno. No me costará convencer a ese inseguro pelele para que me ayude con esto; Carlo siempre lo hace, sin llegar a preocuparse de si realmente existo en su vida o no. También es cierto que ya me ocupo yo de que eso no pase.

¿Almuerzas conmigo? >>> Enviando mensaje a Verónica>>>

Regla número 2,

 Nada de perseguir señores!!!- dijo el psicólogo en la última visita.  Y lo estaba consiguiendo.  Había pasado más de una semana sin noticias suyas, y sin trato para la nueva exposición. Cuando dé señales de vida le daré el teléfono de mi agente, y sabrá que conmigo no puede jugar. Y el destino se alió contigo y allí estabas,  rodeado de personas,  riendo, ajeno completamente a mis cuadros,  a mis sentimientos. No podré conocer nunca a un hombre normal?.  

Hay veces que es mejor que las cosas no ocurran. Había aplazado  firmar otros acuerdos, esperando su llamada.Ahora era tarde, hasta el año próximo sería imposible que los tuviera bajo sus dominios. Me alegré , no parecía recordarme, y yo me había montado toda una película juntos!! –Dios Mío Verónica, qué mal estás!  

Retiraste la silla caballerosamente,  y besaste mi mano al presentarte, André,  un placer Señora!. No me conocías,  estaba claro y no eras Carlo,  aunque podías ser su hermano,  os pareceis tanto que casi sois la misma persona.

Ahora sé que el psicólogo tenía razón y que es mejor dejar que las cosas sucedan, sobre todo en cuestión de hombres.  Soy de natural enamoradiza. Tiende usted a imaginar relaciones que no existen y luego creerselas,  deje de guiarse por su instinto,  suele equivocarse.  Así que sólo recordaba estas palabras cuando me notaba que iba a ocurrir otra vez.

André me resultaba arrogante. insoportable, me ponía nerviosa, yo, yo, yo, mi dinero,  mi barco, mis negocios,  mis casas, mis amantes….Entre plato y plato aproveché para escapar con una excusa tonta. Me van a tener que disculpar señores, me siento inspirada, regreso a mi estudio. A partir de ahora mi fama de pintora loca aumentaría exponencialmente, salir huyendo a mitad de una cena en la que recibiría un premio no era ni de lejos apropiado,  aunque siguiendo los consejos de mi médico :huye cuando notes que estás a punto de estallar,  seguramente solo este ocurriendo en tu cabeza, me levanté sin mirar atrás.

A veces,  que no sucedan las cosas es un enorme golpe de suerte, pero no fue así. El destino quiso que nos volviéramos a encontrar un día,  apenas despertando el invierno. El tiempo invitaba a tomar un té a media mañana,  daba igual que aquello fuera Nueva York,  París o Lavapies.

Ya no asaltabas mis despertares. Apenas me imaginaba entre tus brazos. Casi no inventaba una vida contigo de besos y risas,  de tardes de Domingo y vino frente a la chimenea.  Incluso mi psicólogo decía que estaba mejorando,  cuando,  sin previo aviso,  te sentaste a mi mesa, y pediste un par de tés.

Sin pastas Señorita, podríamos ser alérgicos al gluten! 

Y reiste por la tontería que acababas de decir. Y yo reí contigo,  como si siempre hubieras estado allí,  justo frente a mí,  sirviendome una humeante taza de té,  a media mañana,  en una ciudad cualquiera,  un invierno cualquiera.

-He de confesarte algo: Mis demonios y yo estamos de acuerdo en mudarnos a vivir a tu infierno! 

Así fue como entraste de lleno en mi pequeño mundo, compartiendo mesa y mantel y ducha y sábanas de seda y sudor en la trastienda.

Han pasado justo dos años de aquel encuentro,  ignoro si fortuito,  y hoy no tengo tu “buenos días Amor”, pero sigo esperándolo….

…..continuará


by Diego López Atienza & Isabel Jiménez

Imágenes by Loui Jover

Anuncios

16 comentarios sobre “…viviendo en el caos

  1. Bonsoir

    SAVOIR PRENDRE
    Prendre le temps d’aimer
    C’est l’éternelle jeunesse
    C’est du rire
    C’est la musique quand on se sens en pleine forme
    C’est pleurer quand on a l’émotion
    C’est du cœur à partager avec les siens ou avec ses amis
    C’est de lire pour s’instruire et avoir su savoir
    C’est écouter
    C’est l’intelligence
    De penser est la clé de la réussite
    De jouer nous rappelle notre enfance
    De rêver c’est un souffle de bonheur
    Il faut prendre le temps de vivre car les jours passent vite
    Passe une belle soirée
    Gros bisous Bernard

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s