…23… (game over)

-¿Alguien sabe distinguir cuando estás enamorado o cuando es sólo un capricho? -esta pregunta solamente es aplicable cuando apenas conoces a la otra persona.

-¿Hay alguien que me cuente si los nervios de la primera cita, son mariposas en el estómago o solamente son nervios? -también es posible que solamente sea hambre, sobre todo si no has desayunado.

A veces confundimos las señales,  esas que las películas románticas nos han enseñado a seguir -por eso prefiero las policíacas o las de terror.

Tenemos tantas ganas de vivir “la historia de amor de nuestra vida”, que nos ponemos la venda en los ojos y transformamos el mundo a nuestra manera, adaptándolo a lo que queremos que esté ocurriendo ,viendo cosas donde no las hay y obviando esa vocecita en off que nos pregunta “¿se puede saber que estás haciendo? “ -yo la oigo, ¿tú no?

El caso es , que haciendo caso omiso a lo que verdaderamente está ocurriendo y tirando pa’lante con lo que imaginamos que ocurre, solemos equivocarnos estrepitosamente, en la mayoría de ocasiones.

Meditamos muy mucho un cambio de rumbo laboral. Te sonará eso que tantas veces has dicho de “lo tengo que consultar con la almohada”. Lo haces porque es importante.  Un cambio de imagen.  El estilo que llevarás a una boda. Vueltas y vueltas perdida entre volantes para el nuevo vestido de gitana de este año. ¿Te comes un helado o se va a quedar a vivir en tu trasero? . Miles de preguntas que nos hacemos las Señoras antes de dar medio paso – hablo de mujeres porque es el lado que me ha tocado vivir.

El caso es, que con el tema amoroso,  meditamos menos, funcionamos más por impulso. La química nos traspasa y nos cala y no pensamos. No dedicamos ni medio segundo cuando nuestras hormonas se ponen en pie de guerra,  porque las neuronas se acojonan, arrinconadas en algún lugar de nuestro bonito cerebro -esto no es una generalidad, gracias a Dios.

Y piensas que estás enamorándote, lo sientes y obvias todo lo que no encaja y te das una oportunidad para sentir. Lo normal es equivocarse. Todo requiere su tiempo y el amor, donde entra en juego cuerpo y alma mucho más.

 El corazón es frágil y no es bueno dejar que se arroje por cada precipicio que se encuentre, por muy bonita que sea la cascada que trae consigo. 

No es cuestión de hacer un algoritmo matemático sobre las cualidades que debe tener el futuro culpable del brillo en tus ojos, es solamente que todo necesita un tiempo de reflexión y meditación.

La mayoría de las veces, nos equivocamos de sujeto -jamás de predicado.

Amar nunca será un error.

Es importante que no te saltes tus normas. Nadie dice que deba haberlas, aunque todos tenemos las nuestras.

No te las saltes, y cuando la vocecita de tu cabeza diga que no, hazle caso. Tarde o temprano uno de los implicados saldrá lastimado y eso estropea cualquier posibilidad de mantener una bonita relación de cualquier otro tipo.

Por cierto :cuando te des cuenta que te estás equivocando, está permitido dar tres pasos atrás y abandonar la partida.

Isabel J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s