…cuando la vida te da otra oportunidad

image

Resetear

Más o menos,  a estas alturas de avances tecnológicos,  todos hemos tenido que llevar resetear el ordenador ó el teléfono.

Algo no funciona bien,  incluso puede, que absolutamente nada funcione bien,  y coges tu teléfono y te vas fastidiado a la tienda dónde lo compraste, haciendo cálculos mentales, porque no encuentras la factura,  y no recuerdas si hace año y poco,  ó más de dos años que te decidiste por este modelo. Puede incluso que no lo decidieras. Era el qué más barato te salía canjeado tus puntos. Incluso puede que te saliera gratis,  tras firmar un nuevo compromiso de permanencia.
Y sonríes,  camino de la tienda, recordando cómo presumias con tus amigos :

Sí,  tenía cómo 300.000 puntos y no me ha costado nada.
Claro,  claro!
Dos años de permanencia,  pero yo estoy muy contenta….

Tener un teléfono móvil, hoy en día,   es como firmar un pacto con el diablo, ese de las pelis de miedo.
Entras en una espiral de puntos y compromisos de sangre, de la que no puedes salir, salvo previo pago del coste de un bolso de firma.

Yo prefiero el bolso, para que nos vamos a engañar!

Y llego a la tienda y me encuentro con Beatriz,  la misma chica que me vendió el teléfono,  qué me recuerda!!!

-A ver?,  SÍ!  aún está en garantía! 
Aunque no tenemos terminal de sustitución.

Que se te estropee el teléfono,  es cómo quedarte sin coche, o recibir una mala noticia tras unas pruebas médicas.

-Si lo mandamos a reparar, pierdes toda la información,  aunque,  de todos modos, no arranca, así que puedes darla ya por perdida.
Justo arriba de la tarjeta de memoria,  hay un pequeño botoncito,  lo presionamos, y…….

MAGIA! ,  mi teléfono vuelve a funcionar.

Configuro los correos electrónicos.
Descargo el whassap.
Instalo mis redes sociales.
Actualizo la agenda,  sincronizándola con el correo, y….

He perdido la mitad de los contactos.
No quedan fotos, no hay nada para releer, aunque estoy feliz.
No me apetecía nada acostumbrarme a manejar un nuevo equipo.

Tengo una nueva oportunidad

Y ahí está la vida, permitiendo el reseteo,  dándonos una nueva oportunidad tras cada metedura de pata. Dejándonos,  a veces, partir de cero.

Perder el trabajo. Un accidente. Una enfermedad. Una mala acción. El fallecimiento de una persona querida. Aquel novio que nos dejó.  Un divorcio.  Ese No que te marcó tanto.  Un jefe maltratador y caciquista.

Puedo seguir eternamente,  y no convencerte de lo que te quiero decir.

Levanta la cabeza y sonríe. La vida te da una nueva oportunidad para empezar de cero.

Hazlo bien,  aquí no hay compromiso de permanencia…

Isabel J.

Anuncios

6 comentarios sobre “…cuando la vida te da otra oportunidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s