…Un Mar de distancia 

…tengo un barquito de cáscara de nuez para cruzar el mar…

Existir es diferente de haber. Son verbos que no tienen nada que ver entre ellos, sobre todo si hablamos de amor.

…Hay un Mar de distancia entre nosotros…., esas fueron mis últimas palabras a Max cuando me reclamó que me hubiese marchado sin despedirme -¿se supone que debería haber llamado a su puerta?.

Desde mi punto de vista las cosas estaban claras : chico conoce chica; chica se enamora de chico; chico está casado con otra; chica desaparece y olvida.

Ojalá la vida fuera tan sencilla.  Una ecuación matemática. Una solución para cada problema.  Una fórmula mágica para quitar las manchas -la mancha roja de mora, con mora verde se quita, dicen.

Necesitamos amor para alimentar el Alma. Fraternal, filial, incondicional, altruista. 

Esas extrañas creencias sobre vivir sin amor, para mí son patrañas.  Se puede vivir un tiempo sin pareja-está claro. Meses, años, décadas. Te alimentas del amor de los amigos, tus hijos, tus mascotas. … Pero llegará el día que se te rompan los esquemas,  se te llene la vida de mariposas y no haya antibiótico que valga para quitarte lainfección.Y después-putamalasuerte , resulta que hay una señorademax,  y no eres tú. Y te dan unas ganas locas de matarlo con tus propias manos, quesequitenlosasesinosenseriedeenmedioqueteloscargastambién.

– Santi,  cuanto me pueden echar si mato a un tío a sangre fría? -pregunta previa a un amigo de la policía secreta.

El único remedio que conozco : poner tierra de por medio  (o como en este caso , un Océano con toda su agua,  su arena y sus conchas ).

Trabajo,  trabajo y trabajo es la mejor medicina para no pensar. No se trata de olvidar -es imposible;  se trata de no pensar en ello, se trata de evitar que tu mente se redirija solitaysinfrenos hacia aquello que tienes que olvidar y a fuerza de tiempo,  los recuerdos se diluyan en agua y se escurran por el desagüe.

-Olvidame por favor -no se lo dije,  pero debería haberlo hecho.

Este NICONTIGONISINTÍ me estaba matando. Por mucho que intentaba perderme en otros brazos,  me era completamente imposible. Mi cuerpo,  elmuygilipollas me decía que tenía que guardarle fidelidad. Mi mente le respondía constantemente : “quetequitenlobailao”…. , era un sinvivir imposible de llevar adelante y mantener la cordura.

Tengo una amiga -estupenda ella, a la que le ocurrió algo parecido.  Cortó cualquier contacto con el espécimen en cuestión -incluidas redes sociales,  y al cabo de un par de años, el regresó muydivorciado-cuál caballero andante, dispuesto a reconquistarla. Yfueronfelicesycomieronperdices-estas cosas jamás me ocurren a mí.

Yo soy ese tipo extraño de persona que razona los problemas,  estudia las circunstancias y las comprende, poniéndose en el lugar de la otra parte -y en el mío no se pone nunca nadie.

Y llega un momento en que el vaso se llena y una gota te ahoga. No es decir “hasta aquí llegué”; es decir “voy a mirar por mí “.

Añadiendo ingredientes a mi huida hacia adelante,  junto con latierradepormedio y elmardedistancia, puse un primeroyo,  un mequieromucho y un yaestábiendetantatontería.

Es imposible avanzar si llevas lastre en los tobillos.  No es que hubiera dejado de sentir que Max era estupendo, era sólo que al igual que él tenía muy clara su postura, yo cerraba de golpe y le ponía candado a la mía,  sin dejar ni un pequeño resquicio abierto para que entrara la luz.

“Pequeña casa en venta,  amueblada y lista para vivir”

Isabel Jiménez.

Anuncios

5 comentarios sobre “…Un Mar de distancia 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s