…el hombre y la tierra

Aprende a regalar tu ausencia a quién no disfruta con tu presencia. ...

Esto es algo que no hace falta que nadie os lo diga, -o no tendría que hacer falta.

Cuando nos encoñamos* con alguien, -sí, es el verbo justo , es como si todo lo vivido antes desapareciera, y todo lo que nos espera, pudiera seguir esperando.

Se trata de una especie de enamoramiento pasajero. Suele ocurrir que el sujeto de nuestro encoñamiento no comparta el sentimiento y sea de naturaleza esquiva.

Aparecerá y desaparecerá de escena a su antojo y sin motivo aparente. Son animales de hábitos nocturnos e irregulares. Jamás los encontrarás en grupos familiares a la luz del día.

El espécimen en cuestión, macho o hembra, te perseguirá hasta conseguir una cita. Estudiando tras cada nueva negativa los fallos, para rectificar cuando vuelva al ataque.

Reaparecerá justo cuando lo hayas olvidado, -táctica de lo más recomendable para encontrar a la víctima desprevenida.

Suelen dar escasos datos sobre ellos mismos, sólo los imprescindibles para que nuestra imaginación complete los que faltan a su antojo. De ese modo y mientras no se demuestre lo contrario, aparecerá único y singular, una especie en peligro de extinción.

Estudios realizados por reconocidos científicos dicen que sufriremos de encoñamiento una media de 5 veces a lo largo de nuestra vida.

Los síntomas son claros :

-Tras conocer a una persona por la que sentimos atracción y aparentemente es mutua, tendremos deseos de un acercamiento más asiduo.

-Después de dos encuentros y nunca más de tres, desaparecerá sin mediar palabra, -aquí empezará el encoñamiento.

-La víctima pasará del cabreo a la preocupación y de esta, al periodo de aceptación de lo evidente, -justo ahí, el espécimen en cuestión, sin duda alguna, reaparecerá como si nada, reanundando todo el juego de cortejo si la presa no ha tenido bastante .

Y digo yo : ¿no estamos lo suficientemente estudiados, viajados y leídos como para permitir que jueguen con nosotros de este modo?.

Encontrarás diferentes versiones de encoñadores y todas con más o menos florituras son iguales.

¿Cómo conseguir esquivar a un encoñador profesional? .

Es muy sencillo : conviértete en el amor de tu vida.

Isabel Jiménez

*Encoñarse: estar dominado u obsesionado por el deseo sexual hacia otra persona,-(dice Wikipedia ).

Anuncios

9 comentarios en “…el hombre y la tierra”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s