…¿cómo sabe el olvido?

¿A qué huelen los besos? . ¿Cómo saben las nubes?. ¿Dónde se han escondido las risas, esas que teníamos cuando éramos niños? .

Y la felicidad : ¿que pasó con ella?. ¿Dónde quedó esa capacidad que teníamos de enanos para sorprendernos, para emocionarnos con todo?.

Los niños ríen de corazón. A carcajada limpia. Sin artificios. Sin prejuicios. Sin complejos.

Y nosotros : llenos de miedo y de problemas, olvidamos reír por todo y a la menor ocasión. Se nos quedó la vida, perdida, al volver alguna esquina del pasado. Y allí sigue, esperándonos. Porque tenemos demasiadas esquinas clavadas en los pulmones y apenas podemos afrontar el camino que nos queda enfrente, como para volver y rescatarnos.

Pasaste de herida a cicatriz .

Ya solo dueles cuando las calles me traen tu recuerdo .

Es complicado avanzar , si dejas que los recuerdos te ataquen a cada paso . Ellos están ahí para eso , para recordar aquello que ya no tienes . Es muy difícil andar, cuando los recuerdos aún duelen .

Paré por un tiempo.

Me alejé de todo , me fui de ti .

Las heridas terminan por cerrar .

Te has convertido

en un bonito recuerdo

de lo que nunca fue .

Ahora sonrío

si camino nuestras calles .

Hay cientos de preguntas que me nacen si me paro a pensar: ¿qué querías de mí ?, ¿me recuerdas a diario?, ¿tenías planes para nosotros?, ¿por que tuve que fijarme en tí?, ¿sería la misma persona si no te hubiese conocido? .

No creo en el destino. Si es verdad que existe, nos cambia a cada paso. Son esos pasos de hoy , los que nos llevan a un lugar muy diferente del que nos dirigíamos ayer. No estás, porque prefiero que no estés.

 

No hago otra cosa que olvidarte.

Tú y yo fuimos siempre, un quiero y no puedo.

 

Y es bueno que pase el tiempo, resulta un bálsamo. Los peores problemas, las pérdidas más terribles, los nervios, el dolor, todo se mitiga. Queda como empolvado, aunque quede y no sea posible borrarlo, cada vez duele menos.

Con el paso del tiempo, el dolor se vuelve suave. Se transforma en otra cosa, en el mejor de los casos, solo , en recuerdos dulces.

Y todos ellos, forman parte de la persona que eres hoy. Forman la persona que soy hoy.

Y hoy, yo , me gusto mucho. Sólo existe un secreto para ser feliz y es ese: quererte.

La vida es chula.

Isabel Jiménez.

Anuncios

8 comentarios en “…¿cómo sabe el olvido?”

  1. Reír a carcajadas, qué sensación más agradable:
    De vez en cuando, muy de tarde en tarde, como comentas, las personas mayores reímos, alguna vez incluso con dolor de barriga, eso es a carcajada limpia.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s