…somos semillas

Borramos todos los recuerdos vividos. Queríamos enterrarlos. Intentamos fingir que nunca sucedieron.

Hicimos un gran agujero allá en lo más profundo de nuestra memoria y echamos dentro todos los sentimientos.

Escombros, cemento, basura. Todo dentro.

Había documentos. Fotografías. Abrazos. Sexo. Estaban también el primer beso. El primer tequiero. La primera vez . Incluimos a los testigos mudos de aquella historia (nunca se sabe si decidirán hablar algún día ).

Las gomas de borrar. El espejo de aquel baño. La ropa que usábamos.

Que no quedaran pruebas. Nadie podría sacar ADN de un cabello, del sudor, de la saliva.

Sin amigos comunes que nos traicionaran. Sin fotografías ni facturas de hoteles.

Cambiamos de coche, de ciudad, de nombre.

Todo enterrado en el ala norte de nuestra linda cabecita. Tú incluso te quedaste calvo y yo, corté mi melena y teñi mis rizos de un color diferente.

Todo para nada.

Es imposible sepultar el amor en la memoria, cuando sigue vivo dentro del corazón.

Isabel Jiménez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s