…una historia fea

Solo fui tu Aladín, tu genio de una lámpara que ya no tiene brillo, ni genio, ni deseos. Me quedé vacía tras tu paso.

Sin adiós y sin explicaciones has buscado un nuevo hogar de vacaciones pagadas, primera clase y sin escalas a un todo incluido.

Como si fueras un Tsunami, destrozado has dejado este hotel, nunca fuimos otra cosa.

Y como tal te recordaremos cuando nos repongamos del dolor y la devastación que vas dejando tras tu paso, ya nunca serás un bonito recuerdo, eras tú la parte mala de esta historia fea.

Isabel Racero

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s