…levante en vena

Cuando naces en Cádiz,
eres hijo del levante,
de la Sal
y las Mareas.

Eres hijo de la Luz.

No hay nada que pueda evitar que las Lunas te influencien.
Naciste de el Azul de sus cielos y del Blanco de la espuma de su Mar.

El viento de levante te guía por sus playas, desiertas de turistas, rugiendo por una soledad necesaria, reclamando un tiempo de resilencia, en el más absoluto de los silencios.

 

Llevo el Levante en las entrañas.
Es este aire, cálido y sofocante, el que me hace más del Sur que ninguna otra cosa que pueda ser.

Cuando decide visitar sus infinitas playas blancas, lo hace para llevarse las penas.


Saca una capa de piel, de arena, fruto de siglos de marea  y se la lleva por el mundo, para que no duela tanto.

Un puñadito a África, otro al Norte de Europa, el último a Nunca Jamás, con Wendy , para no recordar el dolor.

Amanece el Levante en calma, todas las huellas fueron borradas , y el tono rosado y violeta de su cielo me da esa paz que no encuentro.

Reconozco que te amo,  no sé si podré vivir sin tus ojos mirándome embelesados al despertar  la mañana. Aún siento la calidez de tus manos en mi cuerpo, la dulzura de tus palabras a mi oído,  aún tu espíritu sigue conmigo.

Te cito en Primavera en Bolonia, o en Punta Paloma .
Vámonos a la Cala del Aceite a pasear, cómprame un bikini de Mala Mujer, vamos a pescar Atunes salvajes al Estrecho. Deja que nos siguan los delfines.

El Paseo de Santa Catalina te espera , igual que yo.

No hay nada como un café al atardecer desde la Caleta.

No será lo mismo comer ostiones y erizos sin tí en Puerta Tierra…

Mi guitarra llora tu ausencia.

Te espero, déjate arrastrar con este viento de levante que te mando, cierra los ojos, sólo siéntelo .

Isabel Racero fb_img_1526731300516-597931012.jpg

8 Comentarios

  1. Así es Isabel, yo no soy gaditana pero mi abuela era nacida en el Puerto de Santa María y la considero como mi segunda patria.
    No hay mejor baño que el que te des cuando hace levante… Que te arañe la arena al salir del mar y llegues con las orejas empanadas….

    Puf sueño con él! Enhorabuena por esta entrada! Cierro los ojos ye veo allí. Todo llegará y lo espero con anhelo. Salud querida Isabel que ya mismo estamos en el Lola de Tarifa!

    Le gusta a 1 persona

  2. Que bello poema, Isabel, a esa tierra que te vio nacer. Comparto muchu de lo que dices en él, la luz, el azul del cielo, las playas… aunque en mi tierra no sopla el levante, pero también se siente el viento.
    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s