…si no suena tu teléfono, soy yo

Dicen que el amor se esconde en cosas pequeñas.

Lugares pequeños. Sueños Pequeños. Gente pequeña.

¿Era el amor o era la felicidad? .

En un mundo que cambia con el cambio climático. En un mundo tan cambiante que se mueve con los sentimientos. En ese mundo que lleva años avisándonos que viene el lobo y al que nunca oímos. Ahí, justo en algún lugar se encuentra la felicidad. Y también el amor.

Niños felices. Pequeños niños que ríen. Esas deberían ser nuestras misiones al espacio exterior: quedarnos en el interior y buscar y conseguir a toda costa la sonrisa permanente en nuestros niños.

Políticos haciendo política que no nos representan, que no entendemos, que no llegan a entenderse , que sólo dicen tonterías.

¿Estos tíos son gilipollas o solamente lo parecen?

Mujeres que sólo se unen y se manifiestan porque tienen un día internacional. Mujeres que agachan la cabeza cuando otra de nosotras cae tras ser violada, maltratada, asesinada. Mujeres desaparecidas tras el discurso manido de esos mismos políticos que comen de la sopa boba.

2.716 niños desaparecidos tan sólo en España y cientos de series americanas que resuelven casos de víctimas especiales en 40 minutos. Eso es deconstruir nuestra realidad. Ahí no hay felicidad, ni amor. Ahí sólo veo impotencia.

¿No son muchos 2.716 niños desaparecidos tan sólo en España? .

La Primavera que llega a contramano, cargada de borrascas, trombas marinas y lluvia. Arrasando a su paso con el medio de sustento de las ciudades costeras y sus esperanzas turísticas de las esperadas vacaciones semanasanteras.

¿No podía borrarse del vocabulario político palabras tan  malsonantes como compañeros y compañeras ?.

Las cosas pequeñas que encierran el amor y la felicidad que nos corresponde, se esconden en lugares aún más pequeños, casi imposible de encontrar.

No te voy a llamar, borré tu teléfono, a pesar de todo, te extraño.

Isabel Racero

Anuncios

…sonrisas fingidas

Ella se puso su mejor sonrisa, esa que se guarda para ocasiones especiales, y salió a su encuentro. Un día cualquiera, como si fuera un Sábado de inauguradas vacaciones.

Él, inmerso en sus quehaceres familiares, acompañaba a su hija menor a la escuela, con su esposa de la mano. Sonrientes y relajados, se les veía felices.

Ella se estrelló de bruces contra la vida . Su sonrisa especial quedó para el recuerdo, como una mueca siniestra dentro de un cuadro de Picasso.

No le preguntes ya porqué jamás sonrie.

Isabel Jiménez

…abrazos

Sus recuerdos estaban llenos de abrazos.

Abrazos especiales donde empiezas quedándote a dormir y terminas por mudarte con plantas y perro incluido.

Tenía un baremo particular para medir el amor:

Los amores 5J abrazan de una manera especial, se quedan ahí, eternamente, sintiendo tu corazón latir, como si fuera alimento”

Tras cada encuentro, tras cada desencuentro con él, ella se precipitada al vacío, empujada por una inercia imaginada que la atrapaba cada vez con más fuerza.

Aprendió a base de porrazos que su pareja ideal existía, aunque no estuvieran juntos.

Isabel Jiménez

….sin anestesia

No conozco finales felices. La vida duele. Siempre.

Esperas milagros. Aplazas el final aunque sabes que todo ha terminado hace tiempo.

Los finales son dolorosos. Por eso no nos gustan.

Cuando todo de repente acaba, es como si te amputaran sin preaviso una extremidad.

Sin anestesia para la vida.

Dicen que sin los malos momentos, no apreciaríamos los buenos – somos así de gilipollas .

A veces me gustaría ser menos yo. No darme cuenta de nada en absoluto. Ser menos consciente.

Todos tenemos sueños. Es bueno tenerlos. Los sueños nos empujan a vivir.

Mis sueños jamás se cumplen. Simplemente caducan o se evaporan. Un día, sin más, han nacido otros nuevos. Ni mejores ni peores, diferentes.

Cuando las puertas se cierran todas, aunque insistas en razonar. Aunque permanezcas fuera esperando que vuelvan a abrirse. Aunque alguna se abra un poquito y te permita entrar un tiempo. Ya nada será igual. Tú no serás la misma persona que salió . Sabrás demasiado.

Hay niños que desaparecen y aparecen muertos por celos.

Adolescentes violadas por un grupo de hombres, a las que nada ni nadie les recompondra la vida, nunca .

Países que se destruyen entre ellos por una religión mal interpretada.

Amores que mueren antes de tener la oportunidad de nacer.

No entiendo nada, pierdo las ganas para luchar, ya nadie lucha por nada sano. No hay buenas causas, todo es oscuro y siniestro.

Los titulos universitarios se pueden comprar como en el supermercado.

Las puertas traseras nacen por esporas y te las encuentras a poco que te de por limpiar.

El amor, murió de pena por falta de tequieros .

Yo no quiero una relación seria.

Te dicen esto y ya no existe problema moral, ni remordimientos, ni mal entendidos. Si te enamoras será tu problema -la otra parte dijo la frase mágica que le exime de los sentimientos.

-¿En que puedo ayudarle?.

-¿Tiene usted amor?, ¿Sí? . Pués póngame solo sexo, lo demás lo pela y lo tira , como una lechuga.

El mundo agoniza y nadie parece darse cuenta.

Isabel Jiménez