… exceso de pasado

No me sigas, no me busques, no me leas, no me esperes.

Qué no te importen mis cosas, ni mi vida, ni mis libros, ni mis pecas.

Que si pecas, ya nunca sea conmigo.

Que tu yo y el mío no tengan futuro.

Sólo pasado hay entre nosotros y allí solo quedan bonitos recuerdos.

Ni tú ni yo habitamos ya en ese lugar.

Isabel R.

…amar sin mayúscula

Mar sin sal , agua sin mar.

Besos sin amor .Sexo sin amor

Amor de mentira. Rosas sin espinas

Infiernos diferentes . Mar en calma

Te quiero sin amor

Amor sin mayúsculas

Sexo sin compromiso

Amigos con derecho

Tiempo que fluye

Que pasa . Que arrasa .Que arrastra

Amor sin amor .Sexo sin amor

Te quiero sin amor

Tú sin mi amor

Mi amor dulce, amor

Que cura . Que besa .Que calma

Que sana .Que ama

AMOR con mayúsculas

Tú, mi inspiración. …

Isabel Jiménez

…sentimientos city

No dejo de pensar en tí

Sin darme cuenta

Mi mente traviesa

Se escapa a buscarte

Susurra a tu oído

Te hace cosquillas

Esconde los besos

Te quita la ropa

Y te mete mano

No dejo de soñar contigo

Te cuelas de noche

Sin hacer mucho ruido

Desnudo en mi cama

Te quitas la ropa

Me besas las pecas

Los miedos

Me calmas

Mi niña pequeña

No temas ya nada

Me dices

Y yo, me entrego confiada

A veces te enfadas

Y sales corriendo

No sé a donde escapas

Huyes de mí

Me dejas sin alma

Y luego regresas

queriendo otra parte

Te instalas en casa

Me quitas la ropa

Te quedas mis ganas

Mis besos son tuyos

Mi cuerpo

Mi alma

No quiero que entres

Sí luego te escapas

Conjuro al viento del Norte

Los mares del Sur

Y las Brujas Malas

Llevaros el caos

Que habita en mi alma

Es un amor que rompe

Siempre que se marcha

A días alternos, me toma y me olvida

Jirones del alma se lleva

Dicen que los tiene

En una ciudad extraña

Oscura y lejana

Llévame contigo…..

Isabel Jiménez

…9-A

Me encanta amanecer temprano ,

mucho más que acostarme tarde.

Las calles aún no están puestas

 y nunca sabes si los coches van o vienen.

Ese frio de la mañana cuando aún es de noche.

El ruido de los camiones de basura.

El silencio .

Las mañanas con neblina y un nuevo día por vivir.

Todo un mundo aún por nacer.

Nuevos líderes nacerán hoy.

Alguien, probablemente,

descubrirá la cura para una enfermedad incurable.

Y tú,

puede que aún estés dormido, soñando .

Me encanta esa soledad no nata

vacía de pensamientos .

Con la mente en blanco .

Cómo una nueva página, aún por escribir .

Los nervios controlados,

la incertidumbre de la mañana,

cuando las calles se llenen de niños corriendo hacia el cole,

y tú,

con la sonrisa tonta.

Pienso cosas extrañas .

Me encanta hacerlo.

Lo mio habita cerca de las nubes,

entre lo real y lo imaginado .

Dejándolo todo a la improvisación .

Sin planear nada.

Sin destino.

Escapo a ratos e invento paisajes por ver,

por pintar ,por fotografiar.

Imagino peluches inventados.

No hay nada mejor que crear aquello que aún no existe.

Y es en el limbo entre la noche y los amaneceres, que las ideas se tocan,

ojalá te hagas hoy real.

No puedo imaginar nada mejor que conocerte hoy.

Ojalá hoy te quedes para siempre .

Un día recién nacida la Primavera,  un año cualquiera, una vida por nacer,

con los nervios a flor de piel,

como no podía ser de otro modo.

 

Isabel Jiménez

…presos

En la ausencia total de miedo vivo.

La vida sigue y tengo  sensación de no ser yo quién la habita,

es ella la que recorre mis días.

En mi defensa alego estar en estío .

Tus palabras llegaron tan lejos que calaron mi alma.

En la ausencia total de miedo vivo-   lo peligroso de caer,

no es tocar el suelo,

lo peligroso es quedarse preso en él.

Isabel Jiménez

En mi jardín….

image

Hoy te cambio tristezas por abrazos.

Quiero cambiarte problemas
por sonrisas.

Un no puedo más,  por un “¡vamos, juntos podemos!”.

Cambio lágrimas por besos

y versos por miradas dulces.

Sólo coge mi mano,

quedemosnos así,

en silencio,

recuéstate en mi pecho

y déjate dormir en mi regazo,

nada hay ahora,

más allá de nosotros.

No deshojes la margarita,

tengo un jardín sólo para ti amor.

Isabel Jiménez

…a contramano

Llegó a destiempo. Entre las últimas lluvias y las primeras flores. Creo incluso que sin saberlo me andaba buscando.

Aún guardo el recuerdo de su piel en mis labios.

La mañana transformada en mediodía y la calma derribando puertas.

Se ha quedado mi sueño, mi descanso y mis mañanas. Siempre trasnocho y madrugo por su culpa. Le gusta acurrucarse en mi cuerpo al frío de los amaneceres que me ha robado.

Hace tiempo se ocultó en las sombras de su mundo y desde entonces no duermo.

A todo te acostumbras, lo sé.

Aún espero que regrese y devuelva lo que es mío. No resulta elegante llegar a hurtadillas para desaparecer.

Hay seres que ni te rozan y otros que te destrozan la casa. Un ático tipo loft en medio del mar de los sueños aún no inventados.

Fuera muros. Sin conocerte. Sin quererlo. Hay quien va de paso y no te llega a ver y otros, vienen a contarte las verdades del barquero.

Le gusta desvestirme, limpiarme, vestirme, cuidarme.

Y a mí, me encanta que me trate como a su niña pequeña.

Me cogió a contramano.

Isabel Jiménez