…menos lobos

El Príncipe Azul se me convirtió en Rana.

El Lobo, me plantó cara, le eché cojones y resultó ser un caniche cualquiera.
Los Tres cerditos, agotaron mi paciencia. He hecho jamones pa’l invierno.
Mi Hada Madrina, se enrolló con la tropa de Ratoncitos. Cuando dieron las doce, la Calabaza no se convirtió en Carroza.

Encontré con otro Príncipe, baboso y fetichista, que coleccionaba zapatos. Volví descalza a casa .
Con Peter Pan no me fue mejor, todo el día en Nunca Jamás : ¡ no estaba ni pa´un roto , ni pa´un descosío!.

Llegaron los Enanitos, parecían formales, pero pretendían llevarme a la cama enseguida, aquello no llegó a cuajar.
Arturo y Escálibur, me dieron mal rollo nada más conocernos. Estaba ya mayor, siempre metido en broncas, con reuniones a puerta cerrada., y esos Caballeros de la cama redonda…, perdón: “La Mesa Redonda”……
Las historias me las conozco todas.
Aprendí a nadar, y guardar la ropa.

¡Qué no estoy pá cuentos!…..

Isabel Racero

Anuncios

…flores muertas

Escribo de todo y de nada y sobre todo , siempre, hablo de tí.

Lo nuestro es COMPLICADO. Lleno de flores muertas de té, flotando en agua caliente.

Lleno de kilómetros de distancia y de abrazos sinceros y de amores imposibles.

Lo nuestro está lleno de todo, sin condiciones ni condicionantes , vacío de nosotros mismos.

Isabel Racero

… hacia la Primavera

10 6

Mi madre siempre me ha dicho :

– Con la vergüenza , no se come!

– El NO ya lo tienes !!

Llegó un momento que dejó de decirlo, no sé cuando, aunque supongo que cuando entendió que llevaba estas palabras tan adentro , que no era necesario repetirlas más!

Quizás no entendáis bien el significado de las mismas, quizás ni yo misma lo haya entendido bien, pero lo que sí he aprendido, es que no ocurre nada por preguntar, sobre cualquier cosa, no imagines respuestas, no pienses que te dirán que no, no supongas, todo , todo, lo que sea pensar por los demás, suponer respuestas imaginadas, oir palabras puestas por otros en la boca de una tercera persona, puede terminar con un futuro prometedor, una carrera brillante, un gran amor, nuevas posibilidades que se cruzan ante tus ojos, y por vergüenza o miedo, por no preguntar, dejas pasar, son trenes, aviones, que paran ante tu puerta y que dejas pasar, sin llegar nunca a conocer en primera persona qué habría pasado sí……

Partiendo de la base, de que el NO , ya lo tienes, y como mucho te quedarás en el mismo sitio dónde estas ahora, porque del suelo no suele pasarse, os animo, a preguntar, amablemente , sin resultar impulsivos o forzados.

Tengo unos amigos, fantásticos ellos, que tienen la teoría de que la vida te pone pruebas, para que las superes y crezcas, que la parte fea, es necesaria para avanzar , y que si hoy no eres capaz de resolver la batalla y salir vivo, mañana, o pasado, o la semana próxima, volveras a encontrar una situación similar, en la que, con la experiencia ganada, conseguirás salir sano y salvo.

Quizás no todo sea de color de rosa, desde el momento que nacemos , empezamos a crecer, en conocimientos, en amor, en edad…, crecemos siempre, acumulando sabiduría, convirtiéndote en una persona distinta a la que eras hace un minuto, somos como el mar , o como los ríos, seguimos siendo los mismos, aunque el agua que llevamos siempre es diferente ! 

Mis días son largos, mucho, he vivido casi por dos o tres personas distintas, y anhelo tener una vida tranquila, con mis perros, en el campo, y mucho tiempo libre, para pintar, escribir, coser, cocinar para la gente a la que amo, para salir a tomar café con mis amigos y alargarlo hasta la madrugada, hablando de la vida, empezar a estudiar veterinaria, terminar arquitectura, volver a poner ropa en pasarela…., viajar a nuevos y desconocidos lugares….., seguir enamorada eternamente….., que mi niña se quede para siempre, y pasemos las tardes de invierno pintándonos las uñas , de colores….

Pero todo esto, nadie me lo va a regalar !

Para cumplir tus sueños, tienes que salir a luchar, ponerte las pinturas de guerra y salir a buscarlos !

Si tu vida no es exactamente la que te gustaría, sal a buscarla, está ahí, en alguna parte esperándote !

Yo, quiero un Unicornio que vuele !!!

 

 

Isabel Jiménez

…de amores y sueños

Te levantas un día de buena mañana y aquello que te prometiste que no volvería a ocurrir y que has evitado que suceda por todos los medios, parece que ahí está.

Conociste a alguién disfrazado de amigo, y poco a poco vuestras charlas se fueron haciendo más largas, más profundas. Escarban en ambos sentidos y casi las necesitas para sobrevivir a tanta monotonía.

Todo menos sus palabras se vuelve rutina. Pesada rutina tediosa, aburrida. Sobrevives al trabajo esperando verle. Las conversaciones con ÉL , no son temas profundos. Todo es divertido al contárselo. Redescubres un YO muy tuyo, muy divertido,  muy espontáneo y muy joven,  que habías olvidado que tenías.

Y da la impresión que siempre estuvo contigo. Es raro. Amaneces con él. Te duermes hablando con él. Le escribes a medio día porque sí, porque te apetece charlar, o verlo , oírlo,  leerlo.

Y se queja y te dice que no lo buscas de igual manera.  Y reclama un espacio en tu ya maltrecho corazón. Ambos lo sabéis,  pero es mejor no tocar el tema.

Para colmo de males es una de esas extrañas personas que celebran aniversarios,  y te pide uno -es mi primera persona a la que le gustan los aniversarios.

Empuja por tener alquiler con opción a compra en tu vida.  No quiere irse. Pretende instalarse mínimo como compañero de piso,  y rellena las instancias de “amigo con derechos”; “amante bandido”; “novio por carta”; “marido en cuarentena ” e incluso la de “viaje improvisado y cena con velas a La Toscana “.

Quiere cubrir cualquier vacante que surga en tu mundo y convertirlo en propio.  Amenaza con transformarse en OKUPA de tus noches y tus días y viene preparado a pintar tu mundo de Arcoiris inventados.

Y yo, que ya no me creo NÁ, me hago la tonta instalada en un velero en alta mar, al abrigo de sus brazos, con destino IBIZA.
Isabel Jiménez

…como si nada

..como si nadie, como si nunca..

¿De verdad debe ser tan complicada la vida? . ¿Todo tiene que ser tan cuesta arriba?.

Cuando no hay una cuesta de subida o de bajada, nos montamos en unos tacones y lo complicamos todo .

Hace nada he descubierto las plantillas de gel -bendito invento- ya se nos podría haber ocurrido hace 20 años y la de “sinsudores ” que nos habríamos ahorrado.

Porque andar con tacones duele, puede que no las dos o tres primeras horas, pero después de eso y de estar con el pie en una posición extraña te entra una mala leche y un mal cuerpo que ni el ibuprofeno en vena te quita.

Con lo bonito que es andar descalzo y con los tacones en la mano de vuelta a casa de una boda o un sábado por la noche.

-Y digo yo : ¿Qué necesidad hay?

Pues no Señores, la ropa sienta mejor aunque lleves un vestido largo y no se vean los zapatos!.

Y que conste que yo soy la primera en llevar siempre tacón, por prescripción médica claro está, lo mío no tiene razón de ser salvo que llevara unos “Manolos”.

El tema zapatos, es muy parecido al de los hombres.

Algunos ,no hay quien se los ponga.

Otros, tras semanas de ir poniéndotelos de a ratitos, parece que por fin no duelen.

Y luego están los que te gustan, que además no te hacen daño y que te pegan con todo. Yo tengo incluso alguno que he llegado a comprar en todos los colores disponibles -hablo de zapatos.

Los que te gustan pero los ves infantiles o muy jóvenes para tí. ..

Los prohibitivos, por precio o porque están casados -aunque te entren al milímetro – en el pie. Si es un zapato prestado no deberías encariñarte, porque jamás será tuyo.

Los que de entrada pensaste que no iban con tu estilo y luego ves que ni te vienen grande, ni te duelen y aún así, te hacen daño -ahora que empezabas a cogerles cariño.

Tenia unos zapatos joya, que compré para una boda, y no me hicieron daño en toda la noche. Nunca más me los pude meter. Es un misterio en la tercera fase.

Y se quedan arrinconados en el vestidor o en el alma, somos así de tontas. Es como si los pies fueran a encoger, la piel a ceder o las personas a cambiar.

Y nuestro corazoncito va llenando la maleta de zapatos que te duelen y de amores que no te supieron ver. Esperando un milagro o respuestas a las preguntas que jamás se respondieron. Puede incluso que esperando unas plantillas de gel.

Isabel Jiménez

…manual de supervivencia

A la mayoría de nosotros preocupan las mismas cosas : el trabajo, la familia, los hijos, la salud, el amor….

Si te encuentras con la predisposición suficiente para encontrar un nuevo amor, ten presente varias reglas imprescindibles, si no quieres ir dando tumbos, error tras error.

1.- Debes gustarte tú y aceptarte tal y como eres antes de lanzarte en brazos de Afrodita. Si el amor te sorprende inseguro , con complejos, titubeando, se dedicará a hacer herida y luego te va a dejar tirado en medio de la calle. Si no te terminas de ver en los espejos, solucionalo. Es imprescindible que lo hagas antes de lanzarte al mar de los amores.

2.- Cuando se trata de encontrar pareja, todos tenemos claro qué sí y qué no. Si de entrada empiezas con rebajas, tarde o temprano ese amor volverá a hacerte herida. Haz una lista!. Si dedicas tiempo a escribir las cualidades imprescindibles de tu pareja ideal, te servirá para tenerlas presentes la próxima vez que te tropieces con un ser que te resulte atractivo.

3.- Es importante que la otra parte de la ecuación quiera lo mismo que tú. Si cada uno va en una dirección distinta, por mucho que encajéis, esta historia va a resultar un desastre. Las ya clásicas frases:

  • No voy a divorciarme
  • No quiero una relación seria

Deberían darte pistas sobre lo rápido que debes salir huyendo . El aceptar cualquier premisa que no esté dentro de tu lista, ES HACER REBAJAS. Si lo que pretendes es no volver a equivocarte la próxima vez que te enamores, no te saltes ni una sóla de tus condiciones -para algo las has escrito.

Mi lista:

Con respecto a esto todos sabemos que es lo que nos atrae. A eso me refiero con no hacer rebajas. Si de entrada vas eliminando puntos de “tu lista” para adaptarla a alguien diferente, te estás equivocando. Los principios de una relación amorosa deben ser mágicos, perfectos. Todos sacamos nuestra mejor versión cuando nos enamoramos. Con el tiempo, por desgracia, nos acomodamos dentro y entonces empezarán a aparecer los defectos de fábrica -a esas alturas ya estarás calado hasta los huesos y no habrá solución . Es ahí cuando debes coger la “lista” y quemarla, jamás lo hagas antes.

  • Altura. – Me gustan los Señores altos. Más altos que yo. No me malinterpretéis : conozco a más de un Señor bajito que me resulta super atractivo, pero yo los prefiero altos (mi altura descalza es de 1.77).
  • Estudios.- No es imprescindible que sea ingeniero, aunque sí que tenga el mismo nivel intelectual que yo. Esto no quiere decir que los demás tengan nada de malo, aunque ayudará a que no te termines aburriendo por falta de conversación.
  • Estética. -que se cuide y que tenga buen gusto vistiendo ,estilo, para mí es importante. Hace mucho salí con un chico que siempre me preguntaba sobre la ropa que iba a ponerme cuando teníamos una cita. Al recogerme, llegaba vestido en rigurosa armonía con mi indumentaria y con el evento en cuestión. A mí esos detalles me encantan.
  • Cariñoso-detallista-atento. – Habrá a quién no le guste andar cogidos de las manos. Probablemente existan personas a las que no les gusten los besos. Estoy convencida de que existen personas que no creen en regalar en fechas señaladas e incluso las que odian que les abran la puerta, le retiren la silla o le cedan el paso. Definitivamente yo no soy una de ellas. A mí todos esos detalles me encantan y dentro de una relación de pareja me resultan imprescindibles.
  • Te quiero. Hay personas a las que les resulta imposible demostrar sus afectos con palabras. Yo necesito que mi pareja me abrace y me diga que me quiere, tantas veces como sea posible. El ya conocido “te lo demuestro con hechos” para mí no es válido.
  • Sexo. – Esto es algo más privado y no os voy a contar lo que prefiero en la cama. Lo que sí os diré es que yo necesito que me exciten cuerpo y mente. Van unidos y son indisolubles. Sobre lo que se debe tardar o no en llegar a estos asuntos con menos ropa, va a depender de los tiempos de cada uno. Sí os puedo contar que no tengo la costumbre de perseguir a los Señores -si eres tú, en este caso yo, la que persigo al Señor en cuestión, es una señal inequívoca de que me estoy equivocando ruidosamente. Me gusta que me cortejen. En este tiempo, el del cortejo, anidan las mariposas y les da tiempo a nacer e incluso a crecer. Dejar tiempo para que tus mariposas evolucionen convenientemente será una garantía adicional para que la relación funcione.

Puedo seguir ,pero tampoco os quiero aburrir. Este no es un listado para encontrar posibles candidatos. De momento, estoy “fuera de mercado “. Sólo pretendo haceros ver, el motivo por el cuál vuestras relaciones fracasan una tras otra y es debido a los recortes. Nos hemos acostumbrado a vivir en crisis y a conformarnos con lo poco que nos toca y eso no es aplicable al amor, al menos no para mí.

TÉ, DEL VERBO QUERER.

Isabel Jiménez

huracán …

image

A mí me gustan los señores de manera muy en general.

Es decir: me gustan los hombres. Me declaro completa y absolutamente heterosexual.

Sin tener un prototipo físico definido,   he de confesar la existencia de un Señor que me gusta muy en particular. Aunque esa es otra historia.
Anoche, hablando con una amiga, tras reírnos un rato,  llegamos a la conclusión de que  el “mercado masculino” está fatal.
Ya no es necesario que coquetees para que te “salgan pretendientes”.  Te nacen  por esporas. Hablabamos de redes sociales.
En las mías, aparece claramente que estoy casada, aunque eso no es impedimento para un asedio,  es más,  estoy convencida que más que una barrera, representa una especie de invitación,  es como si hubiera un cartel fluorescente que dijera:

Pasen, relación sin compromiso

Bromas aparte,  debe existir un manual  que todos los Señores  adquieren tras sobrepasar la barrera de los treinta y que define diferentes tipos de acercamiento que garantiza el éxito seguro.
1.- El Triste
Este perfil tiende a dar pena. Anda llorando por los rincones, hasta que un alma cándida y baja en defensas, lo acoge bajo su protección intentando rescatarlo del abismo oscuro en el que se encuentra.
Suelen tener hijos, y mantienen un matrimonio largo y ajado que no les satisface. Puede,  no siempre,  que la esposa en cuestión haya pasado por una enfermedad,  que no lo entienda, que no sea afectuosa. Te contará que hacen vidas independientes desde hace años, que tu eres su tabla de salvación.
Y yo no digo que siempre sea mentira, solo en el 99,9% de casos . Lo que sí es curioso la gran cantidad de hombres tristes que te escriben a diario y de manera espontánea contándote una historia similar.

FB_IMG_1469081303370

2.- El desafortunado

Es el típico guapete que dice no tener suerte.  Resulta que el sueño de su vida es estar con una mujer como tú , aunque nunca ninguna le tomó en serio. Curiosamente sigue casado, en segundas nupcias, teniendo un hijo de cada una de sus mujeres.

Es ahora que vuelca todas sus ilusiones en tí, porque evidentemente tú eres el amor de su vida.

Resulta que eres el ser más extraordinario que ha conocido jamás y él sabe que nadie más que tú podrá entenderlo y amarlo como merece. Te necesita para respirar,  lo empujas a ser mejor persona.

Tú y solamente tú podrás completarlo como ser, y eso que apenas sabe de tu existencia hace un par de días, y aún no te conoce en persona.

FB_IMG_1469081150763

 

3.- El tierno

Este prototipo empatiza contigo y tus problemas,  lo intuye de manera mágica en su bola de cristal. (El libro viene con un pisapapeles ideal, multifunción).

Contacta contigo con el único interés de ayudarte, y tú le cuentas tu vida y milagros,  porque realmente te encuentras en un mal momento personal, lo que utilizará para llegar a tu corazón e instalarse a vivir, al menos un tiempo.

FB_IMG_1469081287395

Podría seguir infinitamente. Esto de las redes sociales da para mucho, aunque tampoco pretendo clavar una pica en Flandes, ni hacer un manifiesto público contra los hombres.  Gracias a Dios,  no son mayoría los que actúan de este modo,  y es suficiente con que dejes de prestarles atención para que el acoso cese.

Puede, sólo puede, que la culpa sea nuestra. Que tendamos a confiar rápidamente en el primero que nos oye. Estamos tan acostumbradas a que nuestras parejas de turno no nos escuchen  ,  que cuando alguien lo hace y nos dice lo que queremos oír, se nos caen las bragas,  por decirlo pronto y fácil.

Señoras, Señores: mantengan relaciones sinceras.  No mientan jamás sobre sus sentimientos . Y si ya no sienten. Si sus respectivos acompañantes de camino “no les levantan el ánimo”,  sean sinceros y corten por lo sano.

Mejor una amarilla que cien coloradas

No tomen atajos. A la larga solo te caes un poco más y se marcan las arrugas.

Si bien es cierto que nuestro punto G está en el oído,  además de en su sitio, de nada sirve el pan para hoy, si vamos a tener hambre mañana.

El amor no nace de la nada, se necesita tiempo,  confidencias, piel, para alcanzarlo y aún así,  no es una receta fiable.

El mejor consejo: olvidarlo. Cuando menos pienses en él,  te dará el encuentro y te invadirá como un huracán.  No encuentro mejor comparación para hablar del amor que un desastre natural que lo arrasa todo a su paso, cambiando tu vida al instante. No lo busques,  lo sabrás cuando lo tengas justo encima.

Isabel Jiménez