….árboles

 

wp-1477374883217.jpegLlega un AÑO NUEVO , y todos decimos “de este año no pasa”, voy a hacer esto o aquello , necesito un trabajo nuevo , voy a cambiar de vida , dejar esta relación que me asfixia , que no me llena , que no me hace feliz . Nos apuntamos al gimnasio , nos proponemos dejar de fumar, empezar la dieta ….En general , creo que lo que más nos preocupa es el trabajo y el amor , o el amor y el trabajo . La salud, la familia , la casa …

Y termina el año y seguimos en el mismo sitio , o casi , que el año anterior, y la vida sigue , porque no lo hacemos bien . Un año , otro año , otro más , y te vas marchitando y entierras sueños que sabes que  no se cumplirán .

Levantas un cementerio privado , en el que enterrar tus sueños no cumplidos , los visitas de vez en cuando , le llevas flores y los lloras un rato , como está mandado en las personas de buena voluntad . A la buena gente siempre nos quedan sueños enterrados en el desván del alma .  Yo tengo bastantes sueños enterrados , y no puedo arrepentirme más , porque hoy sé que no se cumplieron solo y exclusivamente por mi culpa . Era demasiado joven , tenía miedo , no lo supe enfocar , esperé el momento correcto . YO QUE SÉ ¡ Hay cientos de motivos por los que las cosas no suceden y la culpa es mía y tuya , porque la suerte, esa no existe .

La suerte tiene dos componentes : trabajo y esfuerzo . 

Si hoy no decides poner toda la carne en el asador , de golpe ,  no buscas la leña apropiada para el fuego , lo avivas y esperas paciente a que tenga justo la intensidad apropiada , tu carne se quemará , o se quedará cruda , y no podrás comértela ¡ . Al final , te gastaste un dinero curioso en comprar un buen lomo bajo argentino , y te falló la leña, el fuego y los tiempos . Y resulta que tras dos horas de impaciente espera , aquello no era para tanto ¡ Y es verdad , si las cosas no se hacen bien , paso por paso , no son para tanto .

Quiero decir , si tienes un sueño , debes ir a por él , sin descanso , sin tregua . Vístete con él , encamina todos tus pasos hasta conseguirlo , y no cejes si el primero de los caminos que tomas no te lleva a alcanzarlo , hay otros caminos , si no me crees , fíjate en el navegador de tu coche que siempre anda recalculando la ruta , y no lo deja hasta que no te lleva a la misma puerta y termina diciendo tras varios avisos de “se ha perdido la señal GPS” :

SU DESTINO ESTÁ A LA DERECHA . 

Mi destino eres tú …

Hasta aquí , entiendo que todos estaréis de acuerdo conmigo , el problema está en que la mayoría hacemos todo eso , y al final , llevamos años persiguiendo algún sueño , y no lo conseguimos nunca .

Para todo , desde pequeños , nos han puesto plazos . Los trabajos del cole , contactar con nuevos clientes para una nueva promoción, exámenes , la entrega de tu casa nueva , los tratamientos médicos , casarte …., absolutamente todo tiene plazo y fecha de caducidad , y con nuestros sueños se nos olvida fijar uno . Nadie lo hace . Quieres esto o quieres aquello pero no hay plazo , no caduca , y lo alargas , porque es para ti . Y te equivocas , precisamente el que sea algo para tí significa que le tienes que dar más importancia que a todo lo demás . Lo tuyo debe pasar a la primera posición en tu escala de prioridades .

 A los sueños hay que ponerle plazo ¡¡¡

Ese era el truco que nadie nos contó nunca , el motivo por el que nuestros sueños no se cumplen, y duran años y años y terminas frustrado o tirando la toalla .

Quiero ser feliz.

Merezco ser feliz . 

Cuidado conmigo porque tú

eres mi sueño para este año .

A mí me acaba de caducar un sueño , en el que llevaba inmersa un par de años , y me he dado cuenta tarde que los sueños caducan al año . Si en 12 meses no consigues que se cumpla , deberás cambiar de sueño , porque estoy segura de que no era para tí .

Ya , ya se que es muy drástico , pero es que la vida es finita , y se te va a terminar el tiempo si te empeñas en perseguir sueños que claramente no vas a alcanzar . Un año de plazo , son 365 días para conseguir cualquier cosa que te propongas , ya sea un trabajo nuevo , romper una relación que no te hace feliz , compartir tu vida con la persona de la que te has enamorado , aprender inglés , cocinar o sencillamente empezar a ir a gimnasio o hacerte voluntario en alguna causa justa .

Es fácil . Las cosas solamente tienes que hacerlas . Sin plazos, encontrarás excusas suficientes para convertir tu vida en un absoluto fracaso de sueños no realizados , y sueños hay todos los que puedas imaginar . Si lo imaginas , y lo deseas con la fuerza suficiente , lo vas a conseguir . Y todo lo que no consigas , entiérralo , transformalo en otra cosa.

Piensa que es una semilla de la que brotará un hermoso árbol al que admirar y ver crecer fuerte y feliz , aunque sea un árbol que nunca te dará cobijo ,arboles-2-de-maria-jose-barrera no tiene porque dejar de estar en tu vida , y no es menos hermoso por ese motivo . Puede que te equivocaras soñando con él , pero aún no es tarde para que pueda formar parte de la vida de otra persona , nadie nunca dijo que los sueños que casi llegamos a rozar fueran un contrato de sangre con el diablo .

… y déjate mecer en mis brazos

que la brisa te acaricie en la mañana

y tus sueños duerman al abrigo 

de mi cama ….

Isabel Jiménez

paisdelashadas@hotmail.com 

Dibujo by Maria José Barrera .

Anuncios

…akelarre

No recuerdo  cuando leí , que al terminar el año , es bueno hacer balance ,  recuento de objetivos cumplidos , daños y pérdidas ,  metas alcanzadas . Una especie de inventario personal de tú vida , a modo de AKELARRE . Debe ayudar a dejar atrás todo aquello que no salió como esperabas , darte alguna palmadita en la espalda por lo buena persona que eres , y fijar nuevos objetivos personales para el año que comienza ,  en el mismo sentido en el que ibas el año pasado , o cogiendo por la tangente . Depende de tus facultades como médium  puedes o no hacer un conjuro.

Empecé a hacerlo hace unos años ,sinceramente he de confesar , que hacer un resumen de todo lo que no salió como esperabas , no sirve absolutamente para nada. Somos animales de costumbres ,  tendréis la necesidad de hacerlo año tras año , y como digo yo : lo pasado , pasado está.

El año en general no ha sido ni bueno ni malo. Decidí no fijarme objetivos a alcanzar. Cuando no los consigues, te llevas a caer en la miseria por torpeza o falta de voluntad , los objetivos están para cumplirlos, sin darte cuenta, te habrás defraudado a ti mismo y solo estarás un paso más cerca de la depresión.

 

Paso 1: Pon un NO en tu vida : averigua que es lo que no quieres.

Laboralmente, he sobrevivido a mi actual trabajo,  que teniendo en cuenta como está el patio y que es un terreno nuevo,  me doy por más que satisfecha.

Emocionalmente habría cambiado muchas cosas,  no sólo este año,  sino unos cuantos más de los que le preceden, lo que significa que sigo en el mismo punto. El lado positivo es que no he retrocedido y que tengo claro lo que no quiero en mi vida.Saber que es lo que no quieres, te ayuda a mantener el camino despejado de malas hierbas. 

Paso 2: llevar el corazón en la mano.

Hay unas palabras de mi padre que me asaltan y martillean:Vale más una amarilla que cien coloradas”, creo que nunca he llegado a entender el significado que tenía para mi padre está frase hecha,  yo la aplico a la sinceridad.  Aunque parezca que no es así,  las personas te van a agradecer que seas sincero,  les ahorrará tiempo y esfuerzo frente a sus expectativas.  Habrá  otras que te odien por el mismo motivo. Acéptalo: es imposible gustar a todo el mundo.

Esta frase como pilar de tu vida, te va a servir para todo,  tanto en el aspecto laboral como en el personal-sentimental.  Nunca presupongas respuestas,  pregunta siempre, acepta las respuestas recibidas actuando en consecuencia. Se sincero con el mundo y contigo mismo por extensión. 

 

Paso 3: vive de sueños

Se supone que hemos dejado atrás todo lo que no  sirve o nos hace daño. No nos marcamos objetivos imposibles y que hemos llegado al punto de hablar y actuar siempre con el corazón en la mano. Todo muy terrenal.  Ha llegado el momento de coger un sueño de los de siempre,  o crear uno nuevo,  y CUMPLIRLO .  ¿Porqué?, porque si no lo haces tú,  nadie lo hará. Créeme que la mejor manera para vivir que conozco,  es vivir de sueños. Poner todos los relojes en la hora que se cumplirá ese sueño,  desviar todos los caminos hacia su dirección e ir poco a poco  despejando el camino hasta hacer que se cumpla, resumiendo : VIVIR EN LAS NUBES



Paso 4: salud,  dinero y amor.

Hazte una ITV médica,  vivir es una carrera de fondo y hay que tener el motor a punto.  Motor, ruedas, bujías,  luces.  Haz rugir tu corazón y persigue tus sueños.  Empieza el año preparado para ir a por todas. Nada de seguir teniendo una vida mediocre que no te haga feliz,  suele ser corta,  solo tienes esta. ES AQUÍ Y ES AHORA cuando debes vivirla. Haz de HOY el primer día del resto de tu vida, y vive la vida que mereces.

El tema monetario es complejo de abordar en los tiempos que corren,  pero ya sabes que no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita. Dona toda la ropa que no uses,  seguro que tus armarios están llenos de cosas que “por si acaso”,  y hay miles de personas que no tienen nada que ponerse. Despójate de la necesidad del consumismo y vive con las posesiones justas, serás mucho más feliz .

Recupera alguna de tus aficiones,  y haz hueco en tu día a día para hacer algo para tí, solo y exclusivamente por y para tí. Será tu tiempo y te llenará de satisfacción conseguir que sea sagrado,  tu espacio,  tu vida,  tus cosas. Convéncete de que es necesario y dentro de un año me lo cuentas.

El amor. Ese que mueve el mundo.  Lo he dejado a propósito para el final.  Mantenemos relaciones mediocres por costumbre,  por miedo,  por no estar solos, por no hacer daño .  Si no compartes tu vida con la persona correcta,  tu lo sabes,  tu corazón,  tu cuerpo y tu mente también lo saben. El amor de pareja debe ser intenso, apasionado. Te tiene que dejar agujetas y quitarte el sueño.  Si no lo tienes cerca,  asaltará cada noche tu sueño y te mojará la ropa interior. Intentarás alejarte una y mil veces, y no podrás. Si no te rompe los esquemas y te hace flotar a dos palmos del suelo,  no es amor, es costumbre.  Si no se te sale el corazón por la boca cuando lo tienes delante,  no es amor. Si no te mira embelesado y te hace sentir el ser más especial del universo,  no es amor. Si no puedes decir sin titubear que estás completa y locamente enamorado,  así lleves dos años o veinte,  olvídalo,  no es amor.

El amor no es perfecto,  nunca lo es, pero un corazón enamorado no lo cambia ni por todo el oro del mundo,  sencillamente porque te falta el aire cuando no lo tienes cerca. Sin posesiones absurdas, estando a la misma altura, no lo necesitas, pero te complementa.Eres mejor persona.  Y sobre todo, no se te quita la sonrisa idiota si lo piensas. El amor te hará cometer las mayores locuras,  pero bendito el amor, que mueve el mundo.

Olvida el pasado,  ya no puedes hacer absolutamente nada por él .Camina hacia el futuro,  siendo consciente de que cada paso,  este aquí y este ahora,  son tuyos,  es tu presente,  y son los únicos momentos que vas a vivir, disfrútalos intensamente y sonríe.  Instala la sonrisa en tu vida,  que todos digan cuando no estés: era feliz,  era la persona más feliz que jamás conocí. Camina hacia tu vida , disfrutando cada paso , y viviéndola , porque mañana seguramente sea tarde . 

Y dicho esto , sólo me queda desearos un FELIZ AÑO NUEVO , yo os dejo , he quedado para bailar con El Sombrerero Loco , un poco más allá del Arcoiris . 

Isabel Jiménez


…de vuelta

Sobrevivir.

A vivir, a los hijos, al amor, al desamor, al trabajo, a los contratos basura, a los sueldos mínimos , a las pensiones básicas , las vidas grises, las paredes muertas y las viviendas sociales, a los día 10 de cada mes, al 10 de Febrero y al 14 también.

Sobrevivir .

A la mentira, a la guerra, las enfermedades, los niños con hambre, los niños sin padres, los niños soldados y los señores de la guerra. Las pateras, los narcos , las fronteras y a cualquier blanqueo que no encale la fachada de tu casa.

Sobrevivir .

Al maltrato, al ojo morado, a la prostitución y a los asesinos en serie. A la política, a los políticos, las bandas terroristas y los cárteles de la droga. Los clichés, las suposiciones, el sexo sin amor. A cualquier amor fingido y al amor que aprieta, que asfixia, que ata, que mata. A los tequieros sin estar enamorado.

Sobrevivir.

A las piedras del camino, al chino en el zapato, a las reformas y a la cocina nueva. A la nevera vacía, los finales de mes y los números rojos . A las montañas que nunca llegan, a los sueños perdidos, los no nacidos y a los conformistas de mundos paralelos.

Sobrevivir.

A la vuelta de la esquina , a las rotondas , a los barcos de ida , a los trenes perdidos y a qué se pase el arroz. Yo no quiero sobrevivir a vivir . No quiero estar de vuelta de nada . Mi vida me la como a bocaos , y las penas no las mojo con vino . El pan pal’jamón y la vida aquí y ahora .

La vida me la llevo puesta .

Isabel Jiménez

Fotografía : Paco Rosso

…agonía

Voy a olvidarte, por que sé que puedo y por que además quiero hacerlo.

Debo olvidarte , es el único camino posible, aunque ya no existan caminos más allá de tí, es lo que hay.

Presentamos batalla y ganaste. Me rindo porque duele. Cada palabra tuya se clava entre mis omóplatos. Siento un dolor sordo, por dentro, en el lugar dónde debieron estar mis alas.

Mátame ya , pero deja de remover recuerdos que solamente hacen daño.

Te lo voy a poner fácil, dijiste. Pero no lo haces. Y hurgas en la herida experimentando un extraño placer , y solo consigues infectarla.

Ya, ya sé que no es tu intención, pero es lo que consigues, y me dejas agonizando con cada palabra.

Tú, como una sentencia de muerte. No me ha quedado otro remedio, era mi única salida.

Pero aplastas mi cabeza cada vez que te pronuncias, y me hundes en el lodo de esta ciénaga oscura.

Aguas movedizas dejaste en mi vida y no te das cuenta que no puedo respirar.

Eso no es amor, ni es odio. Es inconsciencia.

Mata de una vez eso que crees que sientes.

Déjanos morir en paz.

Isabel Jiménez

SENTIR

image

Hoy desperté con ganas de sentir en lugar de pensar.

Ver, oír y callar!  Me decía mi madre de pequeñita, cuando íbamos de visita a casa de algún amigo.

Entonces no lo entendía bien, aunque,  esas palabras,  se me quedaron grabadas en la mente, cómo si vinieran de serie.

La práctica,  en cualquier campo, te convertirá en un experto, y quizá llegues a la excelencia y a destacar sobre el resto de tus iguales, quién sabe!.

No venimos con instrucciones de uso desde la cuna, así que la mayoría vamos dando palos de ciego, y con suerte, encontramos algo que disfrutamos haciendo,  en lo que destacamos, y con pasión,  nos dedicamos a ello el resto de nuestros días,  aunque eso no es posible si te quedas quieto.

Por eso digo que me levanté con ganas de sentir.

Quedarme quieta y dejar que el aire mueva mis ramas, hinche mis velas.

Cerrar los ojos y dejarme llevar,  a ningún sitio.

Ser solo una hoja arrastrada por la corriente, un velero sin rumbo, perdido en alta mar, una veleta pérdida dentro de un huracán.

Calzada de rojo,  zapatear un par de veces y terminar en Oz, allá dónde el corazón me lleve, sólo sintiendo.

No consiste en escapar, no es lo que quiero, yo me siento bien en mi piel…, aunque, me harté de pensar.

Pensar antes de hablar,  planificar horarios, reuniones, medido todo al milímetro,  cuadrantes, estrés, sueños perdidos por aplazarlos, hijos no nacidos.

Quiero sentir tus besos a orillas de mi mar de plata, y que todo lo que me preocupe sea la sal de la brisa marinera encrespando mi ya rebelde pelo.

Sentir al Sol, dorando mis pecas, besándome a hurtadillas.

Besos robados,  ummmm, mis preferidos!.

Cerrar los ojos y notar el roce de tu piel acariciando mi cara, mientras te pierdes en el verde de mis ojos, intentando,  no sé,  grabar ese momento en tu retina para siempre.

Hoy, comienza el resto de mis días,  dónde mi única prioridad será sentir.

Cómo dice aquella canción :

“Es mejor sentir que pensar “….

Isabel Jiménez

…cuando la vida te da otra oportunidad

image

Resetear

Más o menos,  a estas alturas de avances tecnológicos,  todos hemos tenido que llevar resetear el ordenador ó el teléfono.

Algo no funciona bien,  incluso puede, que absolutamente nada funcione bien,  y coges tu teléfono y te vas fastidiado a la tienda dónde lo compraste, haciendo cálculos mentales, porque no encuentras la factura,  y no recuerdas si hace año y poco,  ó más de dos años que te decidiste por este modelo. Puede incluso que no lo decidieras. Era el qué más barato te salía canjeado tus puntos. Incluso puede que te saliera gratis,  tras firmar un nuevo compromiso de permanencia.
Y sonríes,  camino de la tienda, recordando cómo presumias con tus amigos :

Sí,  tenía cómo 300.000 puntos y no me ha costado nada.
Claro,  claro!
Dos años de permanencia,  pero yo estoy muy contenta….

Tener un teléfono móvil, hoy en día,   es como firmar un pacto con el diablo, ese de las pelis de miedo.
Entras en una espiral de puntos y compromisos de sangre, de la que no puedes salir, salvo previo pago del coste de un bolso de firma.

Yo prefiero el bolso, para que nos vamos a engañar!

Y llego a la tienda y me encuentro con Beatriz,  la misma chica que me vendió el teléfono,  qué me recuerda!!!

-A ver?,  SÍ!  aún está en garantía! 
Aunque no tenemos terminal de sustitución.

Que se te estropee el teléfono,  es cómo quedarte sin coche, o recibir una mala noticia tras unas pruebas médicas.

-Si lo mandamos a reparar, pierdes toda la información,  aunque,  de todos modos, no arranca, así que puedes darla ya por perdida.
Justo arriba de la tarjeta de memoria,  hay un pequeño botoncito,  lo presionamos, y…….

MAGIA! ,  mi teléfono vuelve a funcionar.

Configuro los correos electrónicos.
Descargo el whassap.
Instalo mis redes sociales.
Actualizo la agenda,  sincronizándola con el correo, y….

He perdido la mitad de los contactos.
No quedan fotos, no hay nada para releer, aunque estoy feliz.
No me apetecía nada acostumbrarme a manejar un nuevo equipo.

Tengo una nueva oportunidad

Y ahí está la vida, permitiendo el reseteo,  dándonos una nueva oportunidad tras cada metedura de pata. Dejándonos,  a veces, partir de cero.

Perder el trabajo. Un accidente. Una enfermedad. Una mala acción. El fallecimiento de una persona querida. Aquel novio que nos dejó.  Un divorcio.  Ese No que te marcó tanto.  Un jefe maltratador y caciquista.

Puedo seguir eternamente,  y no convencerte de lo que te quiero decir.

Levanta la cabeza y sonríe. La vida te da una nueva oportunidad para empezar de cero.

Hazlo bien,  aquí no hay compromiso de permanencia…

Isabel J.

amor 3.0

 

image

Nuevos tiempos,  nuevas tecnologías,  mundos paralelos, otros modos de amar.

Te estaba viendo venir, y aún así, me quedé observando a la espera de acontecimientos.

El trabajo, la vida, y la desgana, me habían alejado de todo aquello que antes conocíamos como “tener vida social”.

No es que no me guste salir, pero estaba hastiada de tanta historia fallida, de tanto amor de saldo,  en oferta de una noche y con etiqueta: “caduca al salir el sol”.

Así que decidí quedarme quieta,  estudiando tu novedosa táctica de acercamiento.

Poco a poco, tras los likes silenciosos y esporádicos, empezaron a nacer tímidos y escuetos comentarios, abiertamente provocativos a medida que ganabas confianza, y caí en la Red entrando sin armadura en tu perfil.

Había fotos de tus hijos, con amigos, de trabajo…, años de vida,  y ninguna Señora. Hice un estudio virtual del terreno y encontré un nexo: las motos.

Salías habitualmente de ruta con tus amigos, cada Domingo. Rutas cercanas, muy cercanas a mí.

La vieja Jarley de Papá seguía en mi garaje, olvidada y abandonada a su suerte. Desde que decidió acompañar a Mamá por caminos más celestiales,  no había sido capaz de montarla,  y ahora, rugía tras la puerta del garaje,  reclamando su sitio en mi vida.

Consecuencia de muchos años viendo a Papá ponerla a punto con mimo, supe hacerlo casi de un modo mecánico, como si no hubiese hecho otra cosa durante toda mi vida. Me vestí para la ocasión,  con casco y mono de cuero, subí a su grupa y dimos un corto paseo hasta el taller de un amigo. Tampoco era cuestión de matarme confiando en mi buenas artes con la mecánica casera.

Y allí estabas. Te reconocí enseguida por las manos, llenas de grasa, cambiando algo a tu viejo corcel, aunque oficialmente no nos conocíamos , no en persona.

Tu pareciste no reconocerme, a pesar de no apartar ni un segundo tus ojos de mi cuerpo, hasta hacerme sentir incómoda. Desde luego no esperaba encontrarte allí y tú no te decidiste a  salir del anonimato de las redes sociales,  así que,  tras un diagnóstico positivo sobre la salud de mi vieja máquina,  dimos juntas un paseo hasta Cádiz. Sentir su motor rugir entre mis piernas mientras el aire me acaricia el pelo siempre me había puesto las pilas.

No tardaste mucho en adelantarme, y así,  sin mediar palabra, estaba instalada en tu vida, con el corazón desnudo y tus manos en mi cuerpo, sintiéndote rugir entre mis piernas.

 

Isabel Jiménez