…destino tus ojos

Despierta el día de noche con la cama reseca y helada .

Calienta tímidamente la luz en la cocina mientras prepara café para uno, con los ojos perdidos a los sueños.

No sabe si pintarse los labios antes o después: tinta líquida permanente -reza en el bonito embase.

El contenido vacío y sin ganas se desliza por su boca, que olvidó sonreír.

Un atisbo de sonrisa aparece tímido en sus ojos cuando piensa en las mañanas en las que aún amanecian juntos.

Puede que nunca hubiera sido amor. Sólo se acompañaban la vida. Viaje a Nunca Jamás en un País sin Alicias.

Nadie recordó poner sentimientos a las máquinas. Resulta más interesante mirar por horas un teléfono 5G que mirarse a los ojos buscando los misterios del Universo.

Es más barato que apostarlo todo a cara y que siempre salga cruz.

Amor a la carta y sin espinas a golpe de bite.

Con un café en el cuerpo, los labios pintados y la vida por delante, sale decidida a ser Don Quijote en este nuevo mundo vacío de Sanchos.

Cualquier momento es bueno para ser feliz.

Isabel Racero

Con ganas de Reyes Magos

… hacia la Primavera

No he dejado de contar los días que me separan de ella (tampoco los que me separan de tí).

Allí nunca hace demasiado calor, demasiado frío, los días no son cortos ni largos, y puedes quitarte las capas de abrigo que acumulaste durante la estación del invierno, dejar el dolor poco a poco, despojarte de las penas.

Está permitido olvidar los errores, las discusiones tontas, las cosas feas.

Aunque pienses que no terminará, la vida transcurre y pasa, y los días perdidos con enfados, no tienen intención de regresar ni de esperarte, a esos días es imposible volver, se fueron para morir.

Juguemos entonces a ser niňos, olvidemos lo que nos molestó de las personas que nos importan.
Imaginemos que sonreír, que amarse (como hermanos, como amantes, como amigos, como esposos) ,es aún posible.

Tengo la rara costumbre de no pedir explicaciones, tampoco las doy, está permitido caer, aunque sólo para coger impulso.

Arranquemos el Aňo Nuevo con ganas de Reyes Magos, seámos juntos más niños hoy.

Mañana también…

Isabel Racero

#pretéritoimperfecto

Dejar en el pasado todo lo que no te acompañó para hacer el camino.

Olvidalo aunque no puedas.

Traerlo a tu presente tiene un punto macabro y siniestro.

Es casi como resucitar a un muerto.

Nunca volverá a ser aquella persona que amaste.

Las personas que vuelven no conservan los sentimientos intactos.

Ni tú ni él sois ya las mismas personas.

El recuerdo de aquel amor, se conserva idealizado.

Hacerlo volver, conseguirá destrozarlos.

Añicos de un amor imaginario.

Pretérito imperfecto en un presente oxidado por la humedad sin tus brazos.

Isabel Racero

… muñecas rotas

Tiré todas tus muñecas al fondo del olvido.

Las tuyas y las mías, mezcladas , ya no sirven -ahora dicen que nos hicieron daño.

Yo no creo que jugar a “las mamás” me convirtiera en una princesa rota -a las pruebas me remito.

No seremos mejores ahora jugando a videojuegos, perdiéndonos la infancia en la calle -sólo nos hacemos mayores antes.

Crecer más rápido no ayuda a ser más valiente, sólo resta espacio a la imaginación.

Ya no hay nada que me recuerde a tí, como si no existieras y sin embargo, me dueles un poco más cada día.

Isabel Racero

Modelo Sara Rol Cor

Fotografía Benditos Mordicos

…animales heridos

No verte, en ningún sitio. Negarnos la amistad. Cerrar los ojos si llamas . No leerte si escribes.

Tenemos más años de distancia que los que vivimos juntos.

Todo para nada.

Mi último pensamiento del día es tuyo.

El amor verdadero, es imposible enterrarlo.

Isabel Racero

…sin atajos

De frente, recto o en zigzag, jamás cojas un atajo, no conseguirás llegar antes, nunca, te lo prometo.

Charcas hay demasiadas y parezcan lo que parezcan, hay barro dentro, créeme.

Los atajos no conducen a nada bueno.

Si tienes dudas, elige el camino de frente, mirando siempre a la cara. Con dudas, jamás adelantes.

Sapos negros, brujas malas (feas, con verrugas en la cara).

Caminos oscuros, más cortos, con promesas a la carta y sin fecha, ni meta ni final, ni nada.

A lo peor un día, descubres que el camino complicado, el difícil, el largo, era el camino correcto.

A lo peor un día descubres que la felicidad no estaba al final del camino, que la felicidad fue andarlo completo, sin atajos.

Isabel Racero

… exceso de pasado

No me sigas, no me busques, no me leas, no me esperes.

Qué no te importen mis cosas, ni mi vida, ni mis libros, ni mis pecas.

Que si pecas, ya nunca sea conmigo.

Que tu yo y el mío no tengan futuro.

Sólo pasado hay entre nosotros y allí solo quedan bonitos recuerdos.

Ni tú ni yo habitamos ya en ese lugar.

Isabel R.