…veneno

Mi alergia

Mi antídoto

Mi cura

Mi muerte

La vida

Tus brazos

El oyuelo en la barbilla

Tus abrazos

La forma de mirarme

Tus silencios

Un año sin verte

Recuerdo poco

Nada

Lo imprescindible

Quién era contigo

Cómo me descifrabas

¿He hablado de tus brazos?

Perderme en ellos

La mejor decisión tomada

Estaré si un día decides

Aceptar mis condiciones

Es indistinta la vida

Encuéntrame en la que quieras

Isabel Jiménez

Anuncios

…habitando mi alma

A veces el mejor de los caminos es no elegir ninguno.

Me refiero a que no siempre es bueno tomar decisiones. Hay momentos en la vida en que lo mejor que puedes hacer, es no hacer absolutamente nada. La respuesta a todas las preguntas llegarán si tienen que llegar. Te sientas y esperas a que todo suceda. Y si no sucede nada, será porque eso era exactamente lo que debía ocurrir.

Nada

Ni palabras.

Ni adioses.

Sin explicaciones.

Tomo la decisión de no preguntar por saber, el tiempo me lo dirá.

La mañana me trae presagios de mar revuelto. La Noche de San Juan se acerca y debería quemar tus recuerdos, para no volver a ellos jamás.

Convertirlos solamente en ceniza, mezclada con arena . Dejar que el Levante los arrastre a otros mundos. Lejos. Y no puedo. Impredeciblemente aún escalan por mi pecho y se aferran. Quieren quedarse.

Espera me digo, no busques explicaciones donde no existen y borra todo . Tiempo hubo y no llegaron jamás.

Y así pasan los días, intentando sobrevivirlos sin ti. Inventando amores nuevos que no llegan a cubrir aquel nuestro de Febreros y Carnavales. Nada me sabe tan dulce.

Te quedaste habitando mi alma y nadie vino a recogerte.

Isabel Jiménez

…siendo

(Absolutamente tuya)

Vamos a permitirnos

el lujo de ser.

De ser novios.

Amantes.

Amigos.

Nada en concreto.

Nada definido.

No tangible

Seamos.

Quedemos un 30 de Febrero.

Un 35 de Marzo.

Un 40 de Abril.

A las menos cuarto

de un día cualquiera,

entre abril y Mayo.

Quedemos entonces

a tomar un aperitivo,

a media tarde.

Seamos todo

desde ese momento.

Quedémosnos en la cama.

Evitemos al Mundo.

Qué nada nos una

Amor,

para que nada

pueda separarnos.

Permitámosnos este capricho.

Sé mío solamente.

Pinta sólo para mí.

Que ya nada

despierte a tus musas.

Que todas tus miradas

sean las mías.

Que puedan decir :

– Sólo existió ella,

antes y después de conocerla

O sé conmigo.

Que tu mundo sea azul

y rojo,

Rosa antiguo,

Naranja quemado,

del verde de mis ojos…

Que todos sepan,

que son tuyos mis poemas,

mis vestidos,

mis diseños

y mis sillas raras,

o que no lo sepan nunca.

No necesito nada más.

Es divertido esto de ser

sin ser.

De estar,

sin estar.

Tan contigo,

tan sin ti,

que no puedo

dejar de ser,

no porque no pueda,

Si no porque

no quiero.

Seamos,

como el Mar,

tan rotundamente,

que no te quepan dudas,

que no necesites saberlo,

solamente

porque lo sientes.

Isabel Jiménez

…día 33

image

A veces, la mayoría, hay proyectos que no terminan de cuajar, porque no se trata de hacer una tortilla, y aunque le hayamos puesto los huevos necesarios, ni tu perro la quiere.

Y no pasa nada, no te hundas por el tiempo y el esfuerzo invertido.

Yo no soy capaz de utilizar el horno y no me deprimo.

Con respecto a esto último, el estado de ánimo, me gusta basarme en la premisa que para deprimirse hay que tener dinero.
Y como no lo tengo, no me deprimido por nada, ni por nadie.

Me encantaría ser menos alta, estar más delgada, vivir en una casa de techos de cuatro metros, vigas de Castilla y suelos hidráulicos (de los originales), un ático a ser posible, y con la hipoteca pagada, pero vivo en un piso de ciudad-dormitorio, que es más del banco que mío, y me es imposible pasar desapercibida, pero de momento no puedo cambiar ninguna de estás variantes, así que me aguanto, que es lo que hemos hecho siempre los pobres: conformarnos y seguir andando.

Y cuando los proyectos no me cuajan, tengo dos caminos: olvidarme de ellos, o seguir insistiendo.

A veces es mejor olvidar, y, a otra cosa mariposa.

La vida no consiste en ser más cabezones que los demás, y conseguir lo que quieres a fuerza de constancia. Siempre habrá ciudades imposibles de conquistar a fuerza de mantener el asedio, y charcos en los que no te debías haber metido.

Es importante saber distinguir estos últimos, los que son más pantanos de aguas movedizas, que charcos. Y salir antes de ahogarnos.

Así que, visto lo visto, abandono la conquista de Castillos imposibles, y sigo mi camino, feliz, hacia donde el corazón me lleve, porque y como me gusta decir:

“No hay nada más bonito que perderse, y dejar que el camino te sorprenda”.

Isabel Jiménez

La distancia adecuada….

image

Nos acomodamos, nos conformamos y nos quedamos ahí, en nuestra perfecta zona de confort, dónde todo lo que sucede es siempre lo mismo.

Sin darnos cuenta, cuál camaleón, nos hemos mimetizado con el grupo, y, aquel futuro prometedor y lleno de aventuras que imaginábamos desde niños, se ha transformado en una foto plana, sin matices, sin emociones, llena de rutinas a repetir, de palabras corteses, de seguridad encubierta por el aburrimiento, de vidas previsibles y grises.

Viajes planeados con la familia, con los amigos de siempre, a los mismos lugares, a los mismos restaurantes, comiendo lo mismo, hablando de lo mismo, y ¿son vacaciones?.

¿La semana laboral? :
las mismas reuniones, los mismos clientes, exactos objetivos. Aparcamos en el mismo sitio, tomamos siempre lo mismo a la misma hora y en el mismo lugar.

Animales de costumbre, ocultos en la masa, uniformados como la mayoría, sin querer destacar, aunque a veces nos apetezca, nos chuchurrimos, mustios en nuestra propia maceta.

¡Y aún no es tarde, prueba hoy a hacer eso que tanto te apetece, sal un rato a la zona de inconfort !.

Sin miedo, la magia está ahí, fuera, en lo desconocido. Es fácil: pones un pie y luego otro, y uno más y ¡estás fuera!.

Si te gusta tu jefa, ¡díselo!.
Invítala a una copa al salir de la oficina y conócela mejor, como persona. Estoy segura que debajo de su coraza hay una persona esperando que la hagan sonreír -esto es extensible al vecino del quinto, el chico que te sirve el café y también para aquella optometrista tan amable que te ayudo a escoger las gafas perfectas. Y si dice que no, da lo mismo, porque tú, lo habrás intentado.

¡Porque el NO, ya lo tienes! .

-¿A quién tengo que matar para verte otra vez?….

….y, me hizo gracia.

Si tu trabajo no te divierte, si no te apasiona, si se ha convertido en una pesada losa que ya no te motiva: ¡VETE!.

Querías ser veterinario cuando niño, médico, paisajista, fotógrafo, diseñar muebles, o ser payaso…

¡Busca aquello que te emociona y déjate arrastrar, porque sólo envueltos en la pasión de hacer aquello con lo que disfrutamos, conseguiremos una vida plena!.

Aún no es tarde para ser la persona que sueñas.

Atrévete a hacer algo inapropiado, a besar a la mujer de otro, a bañarte desnudo en la playa, ir sin chaqueta ni corbata, porque sí, porque ya no puedes hablar con ella sin desearla con cada poro de tu piel, porque te gustaría ser un atún rojo y conocer otros mares, porque te sientes ridículo con este calor y vestido tan formal.

Los besos robados son los mejores.

El mundo es de los valientes. Las guerras no las ganan quienes tienen la mejor de las estrategias, sino aquellos que resisten hasta el final.

Mi plan es sencillo, voy a recorrer el camino, uno nuevo, en busca de la felicidad, y no importa lo que tarde. Parto consciente de que este puede no ser el camino correcto, aunque mi objetivo sí que lo es.

Por el camino descubrire cuál es la distancia adecuada hasta tus brazos.

Isabel Jiménez

C + E x A =?

image

Siglas.

Cada día aparece una nueva, que define cosas que somos. Palabros rimbombantes en inglés qué dicen que podemos hacer magia, y transformar a personas apáticas en otros palabros aún más extraños.

CEO, COACH, PROACTIVO, PROFESIONAL, EMPONDERAR…

….y sigue, y sigue, hasta el infinito y más allá.

Y está bien, es correcto. Yo no tengo nada que decir al respecto. Todo me parece respetable.

Ahora, por inercia, nos metemos en redes sociales y, o, laborales, porque hay que estar. Es de “obligado cumplimiento” pertenecer a alguna de ellas, eso, para quien no lo sepa, forma parte de nuestro curriculum.

Dicen los expertos, que si no estás, de manera pulcra e intachable, no eres nadie. E incluso dicen, yo lo he oído, que los cazadores de talentos, te buscan en ellas, para estudiarte, antes de contactar contigo.
Sinceramente, conmigo sólo han contactado muchísimos (demasiados) Señores, intentando ligar ó, proponiéndome extraños negocios.

Estoy bastante desilusionada con “las redes sociales y laborales “, con todas las que utilizo, de manera general, y sin excepción.

Además de encontrar muchos perfiles falsos, con nombres, familias, estado civil, profesiones inventadas, hay mucha persona perdida, desequilibrada, que necesita menos amigos y más litio en su vida.

Me gusta mantener el contacto con las personas que quiero, a las que no tengo cerca. Con mis amigos, los de siempre y los nuevos, algunos a los que he conocido gracias a Facebook, a Lindkelin (todo no iba a ser malo), y sigo estando. Aunque más que añadir contactos a mis redes, voy eliminando.

Independientemente de todo esto, y os lo cuento a título informativo para los neófitos, hoy quería tocar el tema del trabajo y el porqué hay personas que lo encuentran con facilidad y otras que no.

Es importante tener estudios, dentro de las capacidades de cada uno. No todos podemos ser neurocirujano, panadero, cantante ó bailaor de flamenco.

Aquí aparece la C, de conocimiento. Es necesario, urgente, imprescindible estudiar. Lo que te apetezca, para lo que te sientas capacitado. Estudia, hazlo, siempre, continuamente, no lo dejes nunca. Y si aún no has empezado, este es el momento preciso, da igual la edad que tengas. Adquiere conocimientos, no porque queda bonito en tu curriculum, sino porque te hace crecer como persona. Y todo lo que sea crecer y mejorar, es bueno.

Y pasamos a la E, de Experiencia. Es imprescindible tenerla, en todo, independientemente que tenga que ver con tus estudios o no. Adquierela, adaptate a trabajar en equipo, a recibir órdenes, a darlas, a organizar tu trabajo y el tiempo que tienes para hacerlo. Poco a poco, la experiencia y los conocimientos adquiridos de camino, te llevarán a hacer tu trabajo de manera seria, eficiente y formal.

¿Y eso es todo? .
Nooo.
En todas partes hay miles de personas que hacen su trabajo de manera sería, eficiente y formal.
Pero tú no eres uno de ellos. O bien no tienes trabajo, engrosando la lista de millones de personas desempleadas y sobradamente preparadas. O bien lo tienes y no te gusta, no te divierte, te hace infeliz y sientes que estás mal pagado.

Y llegamos a la A, de ACTITUD. Es ese esfuerzo extra por el que nadie te pagará, y tú lo sabes. Ese extralimitarse en tus obligaciones. La sonrisa de más. El trato cercano, cálido y familiar con tus clientes. El recordar como toma el café Juan, María, Jorge, y ponérselo antes de que te lo pidan. Hacerlos sentir en casa, acompañarlos hasta la puerta, felicitarlos en su cumpleaños. Agarrar las manos de tu paciente en la consulta. Una mirada cómplice. Tantas y tantas pequeñas cosas que te harán marcar la diferencia y que nadie te va a pagar. Sólo recibes sentimientos, que es lo mismo que das.

Si conocimiento y experiencia, suman, la actitud, multiplica

C+E x A= personas felices.

Esto sólo se trata de una teoría mía, propia y particular, que no está basada en ningún estudio científico, pero suena genial.

Ya si al CEA, le añadimos unas cucharadas soperas de amor, buena voluntad, amigos, familia y salud, lo mezclamos todo y es la ostia, os lo juro por S…….

Isabel Jiménez

…un libro en blanco

Él no se daba cuenta que cada cosa que hacía, cada conversación que mantenía, cada beso que daba, pasaba a formar parte de su vida!.
No puedes arrancar una página si no te gusta, sencillamente la vida no tiene ensayos, no hay borradores….
Cada discusión, cada abrazo, cada malentendido, cada viaje, cada beso, cada promesa rota, cada amor vivido, cada sentimiento, cada palabra…., quedan grabados a fuego en nuestro libro para siempre.
La vida, tu vida, es el reto más difícil que te vas a encontrar, la montaña más alta que vas a escalar…
A veces venía a su memoria las palabras de su padre, que tanto le ayudaron en su infancia, y que a menudo olvidaba :
– “Los retos pequeños , son para gente pequeña”…!!!
Jordi regentaba un pequeño restaurante, en el casco antiguo de La Barcelonetta.
Siempre había sido muy cocinitas y no hace mucho, tras divorciarse de una vida que no lo hacía feliz, decidió romper con todo y explorar nuevos caminos…
Luján , no era más que una de sus dos camareras, contratada por horas para los fines de semana…
Su corazón esperaba verla aparecer por la cocina cada viernes noche, y que el brillo de sus transparentes ojos azules lo ilumira todo….
Ella se sentía observada, vigilada, y procuraba sonreir cada vez que sus miradas se cruzaban, pero él nunca le devolvió la sonrisa…
Entre plato y plato, entre sonrisa y sonrisa, Luján se fue enamorando ….
– Espera! Creo que llevamos el mismo camino dijo él ….!!!
Ella sonrió y se colgó de su brazo sin pedir permiso!

El Otoño acababa de llegar y refrescaba por las noches…….

Isabel Jiménez