…el misterioso mundo de la braga-faja… 

Al paso de los años te resistes, sí o sí. Sin darte cuenta pasas los cuarenta, con suerte sigues sumando años.

Pasas los cuarenta y cinco, con dos hijos,  un trabajo, una hipoteca. Todo ello, sigo insistiendo,  con muchísima suerte.

Hasta que un día te sorprendes con una braga-faja en la mano, que sin saber como ha llegado a tus manos mientras escogias braguitas nuevas para tu hija de diez años .

Lo peor no es tener una braga-faja en la mano. Ya conocía de su existencia,  por mi madre y por algunas amigas a las que le gusta usarlas en su vida habitual. También había leído en alguna revista de tendencias,  que cada vez más famosas usaban la conocida braga-faja de toda la vida, reinventada,  rediseñada y convertida en objeto de culto. Aunque yo me había limitado a hacer la transición del tanga al culotte,  así, discretamente,  como el que no quiere la cosa. Siendo  tremendamente complicado encontrar culotts sexi,  con encajito,  a juego del sujetador, y una vez en uso, lograr que los encajitos no se plieguen y se metan por otros sitios diferentes a los que deben estar.

Y allí estaba yo, con mi braga-faja en la mano, cuando mi niña me pregunta :

¿Es para la abuela mamá? 

En un acto de valor, le digo:

No cariño,  es para mí,  para la ropa blanca,  que las braguitas se transparentan. 

Una mentirijilla piadosa,  no hace mal a nadie, y en el fondo me mentía a mi misma,  con mi braga-faja color carne en la mano, sin ningún atisbo sensual, haciendo cola en la tienda, dispuesta a comprarla, cuando el dependiente me mira, tras marcarla, y me pregunta:

La quiere para regalo Señora, o es para usted?

Ahí fue cuando el mundo entero se paralizó,  oficialmente dije en voz alta :

Es para mí. Y no tengo intenciones de hacer ningún comunicado de prensa.

Gracias a Dios, ni soy famosa ni tengo paparazzi siguiendo mis pasos. Mi hija, mi braga-faja y yo volvimos a casa, y tras ducharme mientras ella me vigilaba, como hace siempre,  me la tendió  y yo me la puse.

Es fea mami! 

Verdaderamente es fea. Además de la aceptación de que el tiempo no perdona,  que estoy ya en plena menopausia y que las cosas no volverán a ser ni a estar como han estado siempre,  eso pierde importancia,  cuando una simple braga-faja te ayuda a sentirte más prieta,  más segura, y en definitiva más bonita.

Que se pare el mundo y rinda un justo homenaje a la olvidada y rechazada, renegada a veces, braga-faja de la abuela. 

Y no es en sí por ella, ni por la verdad constatada de que al sentirme por “los bajos” más prieta, me sentía mejor. Es sencillamente el hecho de que ya tengo una edad, y no tengo intenciones de deprimirme cuando en apenas dos meses cumpla 46 años y esté más cerca de los 50 que de los 40.

Mis años y yo aceptamos el paso del tiempo lo mejor que podemos y si ello implica lanzarse de lleno al misterioso mundo de las braga-faja, me declaro preparada y dispuesta a vivir esta nueva etapa de mujer madura , en plenas facultades físicas y mentales .

Isabel Jiménez

 

Anuncios

…pócimas mágicas

La lavadora que no termina nunca…, creo que se ha aliado con esos calcetines que se quedan sin pareja y todos juntos han hecho amistad con mi insomnio, ese que no deja de extrañarte…..
Sin vestir, sin maquillaje, despeinada…, qué más da, sólo vivo en tu cabeza y allí seguro que no llevo ropa ¿verdad ?.
Es bonito sentir que en tu lejano mundo me piensas, con tu vida, con tus líos, tus problemas y sobre todo tu angustia, encuentras palabras amables que me arropan y me cuidan!
Sólo palabras…., a, b, c, d….se mezclan, se entrelazan , se conjuran y forman pócimas que me envenenan y me embrujan, que me envuelven entre tus sábanas….,blancas, de lino las imagino, con la cama desecha de amor…..

Isabel Jiménez

… sin despedidas

Aprendí a sobrevivir sin abrazos (nunca los había tenido antes).

Aprendí a no charlar de tonterías durante horas (y mira que me gustaba hacerlo contigo).

Dejé el café por tus tés de flores y eso también lo he dejado (he vuelto al café con la leche fría y sin ti).

He sobrevivido a no tener besos en el coche, ni en la calle, en los ascensores, en las casas o en cada esquina (se puede vivir sin besos, soy una prueba viviente, la excepción a la regla.Aprendí a vivir sin besos , sin los tuyos).

La vida consiste en superar despedidas (sin despedidas).

Isabel Jiménez

…los besos perdidos

image

En todos los cajones del mundo, existen calcetines sin pareja, y eso es una realidad tan tangible como que los días empiezan y terminan.

Si el calcetín en cuestión es uno de tus favoritos, te preguntarás durante un tiempo que pasó . Lo buscarás en otros cajones, en el bombo de la ropa sucia, dentro de la lavadora. A mi incluso me llega a dar rabia perder justo el que más me gusta.

Ya, ya sé que hablamos sólo de un calcetín , pero era mío.

No me deshago del par desparejado, con la esperanza de volver a unirlos algún día. Y allí se queda, arrinconado poco a poco en el cajón, insignificante, solitario, perdido al fondo, a la izquierda de la nada. Hasta que un día ordeno y mi calcetín desparejado aparece entre mis manos nuevamente.

!Vaya¡ , ¿aún sigues por aquí?.

Inevitablemente tenía los días contados y termina en la basura. Días después, con toda seguridad, aparecerá su pareja, y ya nadie le pregunta donde ha estado este tiempo, es desechado de manera inmediata, que es lo que se merece por desaparecer durante meses.

De todos modos, esto no ocurre con los besos. Hay cientos, miles, millones de besos que jamás dimos, que nadie nos dio nunca, y que estaban ahí, en tus labios, llenos de ganas por venir al mundo, por sentir, se perdieron, no se sabe donde, nadie pregunta por ellos.

Al primer beso, le cuesta llegar. No suele nacer así sin más, necesita semanas, meses, hay veces que años, en ocasiones, jamás ve la luz.

¿Te has preguntado a donde van esos besos que no das? .

Recuerdo a un chico del instituto que me gustaba muchísimo, un par de años mayor que yo, y que ni siquiera me veía. Él debería haberme dado el primer beso en los labios, y esos besos, los suyos, se quedaron en stand by, aplazados esperando un mejor momento para nacer.

Mi primer beso me lo dio un amigo de mi hermana que vivía en Madrid y al que sólo veía en verano. Aquel verano, el de mis recién cumplidos 16 años, una tarde, al caer el sol, en la playa, me beso tímidamente. Beso que yo no devolví, ahora lo sé. Supongo que lo recuerdo porque fue el primero, pero nunca se repitió. A partir de entonces, nos dedicamos a evitarnos. Incluso hoy en día, si coincidimos por casualidad, con media sonrisa cortés de lejos nos basta.

Chema, que así se llama el chico que debió besarme la primera vez, lo hizo años más tarde. Era de esos amores de instituto que te tienen enganchada durante años. Coincidimos en una boda, ambos desparejados, y empezamos por recordar viejos tiempos, hablando de profesores y temarios. Ya avanzada la fiesta, terminó besándome, por el efecto del cava mezclado con las ganas guardadas desde hace años en mi cajón de los besos no dados. Y no me gustó. No era ni de lejos lo que en mis sueños de adolescente había imaginado. Y se convirtió en otra persona que saludo de lejos, si no puedo evitarlo.

Yo no sé si los chicos recuerdan estas cosas, los besos que no dan, cuando deben, yo no consigo olvidarlos. Y es que si no los das en su momento , terminan siendo una cosa rara , y nunca serán ese beso que debió ser , lleno de ganas y deseo , intenso , largo , dulce . Esos besos se pierden en la nada, se quedan sin nombre, sin historia y sin futuro .

Son besos no dados, besos perdidos , muertos en el limbo del no ser.

Desde mi primer beso, hasta hoy , ha habido muchos besos , justo en su momento dados , y otros muchos que nunca se dieron , y que he aprendido con los años , y con los daños, que aquellos besos que no dí , es mejor no guardarlos en ningún sitio , desecharlos desde el minuto uno , porque ya luego , estarán caducados y pueden llegar incluso a sentarte mal y provocarte una indigestión . Pasa igual con el amor . Si hay que aplazarlo , si no nace cuando lo sientes . Si se interrumpe porque no lo encuentras en el momento adecuado , olvidalo , ya luego estará pasado de cocción , y no servirá ni para hacer caldo .

No dejes para mañana los besos que puedas dar hoy , todos , tienen fecha de caducidad .

Amor,

no me guardes besos,

a mí muérdeme la boca.

Aquí , ahora.

Que mis labios se queden llenos,

del sabor de tus besos, tatuados de pasión.

A fuego.

Isabel Jiménez

…gestiona tus emociones

Sentir,

si hay que sentir.

Amar,

aunque no te correspondan.

Enamorarte de ti,

es necesario.

No busques el amor.

Ni perfecto ni imperfecto.

No existe,

es necesario construirlo.

Y si te enamoras,

problema tuyo será

(dicen que no es más que costumbre ).

Rápido :

desenamorate,

eso ya no existe.

….

Mientras, me autoengaño

para no pensarte .

Isabel Jiménez

…sueños y besos en Cádiz

Contigo,
de cabeza al naufragio.

¿Qué me importa?
Si no imagino otros labios
más dulces
ni más amargos
que los tuyos esa tarde
de sabor a sal,
a yodo,
sabor a mar,
de amor.

La brisa,
el aire,
tu boca,
y el azul
guardan secreto testigo
de este desamor
que me consume.

En espera.

Sin tabla
ni salvavidas,
que no se ahoga,
no le da la gana morir ,
y sueña tiempos mejores.
Ni en otros mares,
ni en otros barcos,
ni en otras calles.

Perdida en las tuyas.

Tus calles y tus plazas,
tus esquinas,
los secretos,
el murmullo de tus olas
y ese cantinete antiguo
con regusto de pasado,
me lleva una y otra vez
a amarte.

A morir cada mañana sin ti.

A desearte si no te tengo cerca.
A renacer
si te imagino.

No te cuento si te siento.

En este mar
que me puede.

Cerca,
cada segundo,
cada poro de mi piel
se estremece.

Una y mil veces.
Amor,
te escojo siempre .

Isabel Jiménez

Edición : Jose Alberto López

Fotografía : Francisco de La Flor

….lo extraordinario

image

“Rara vez nos damos cuenta de que estamos rodeados por lo extraordinario”
Paulo Coelho

Esto es lo mismo de siempre : el día de la Tierra, el día de la madre, el del padre , del abuelo , el día de los enamorados, el día del libro…. Los niños sirios, las guerras , los políticos corruptos , los religiosos pederastas . Paro , hambre , discusiones, divorcios , violaciones,éxodos ,MIEDO.

No sé qué hacemos . No sé a dónde vamos . Nos cargamos entre todos este maravilloso mundo en el que vivimos , que tenemos la suerte de habitar, sin darnos cuenta que sólo estamos de paso , y que debería ser una obligación dejar un mundo mejor que el que nos hemos encontrado. Y NO VAMOS POR BUEN CAMINO .

Nací en Cádiz, y nunca había apreciado tanto la luz y la belleza que tiene,hasta ahora . En mi profesión , busco para otras personas , personas a las que les gustaría vivir en Cádiz, precisamente eso : LUZ. Algo tan extraordinario y tan escaso en otras ciudades ,que personas de todo el mundo , quieren tener un trocito de la misma colándose por las ventanas de sus casas . Para ellas , eso es EXTRAORDINARIO .

Cádiz tiene una LUZ diferente , que se cuela por las grietas que las catástrofes, dejaron en nuestras vidas ….

He vivido en muchas ciudades , en otros países , y todo tiene su lado amable , incluso , su lado extremadamente amable , pero nos empeñamos en ver sólo lo oscuro . Somos fanáticos de lo sórdido , de los problemas, de las enfermedades. Nos empeñamos en encontrar un agujero, una mancha , y urgar, parece que no podemos evitarlo .

Yo no soy psicólogo , no soy coach , no soy un gurú de la nueva generación, que te ayuda y te empuja a ser mejor persona, más feliz . No soy nada de eso , ni lo pretendo . Ni siquiera soy periodista , escritora de profesión , actor de método . Yo escribo “de tripa”, que es un término que utilizan los actores para definirse y que me encanta . Significa que lo hago desde dentro , tirando de sentimientos , intentando ser valiente y ser mejor persona . Eso no significa que lo consiga , ni de lejos , pero al menos lo intento , y me alejo de cotilleos , de la saña de urgar , de decir , de hablar de nada ni de nadie . Porque si no tienes nada bonito que decir para mejorar el silencio , es mejor oirlo .

Cuando te paras a oir el silencio , descubres que dentro de él , también hay sonidos. Pájaros que cantan canciones de amor . El murmullo del agua. El rugir de las olas dejándose morir en la roca. Las plantas creciendo . El sonido de una sonrisa. El amor cuando te mira a los ojos . La caricia de una madre . El sonido que provocan unas lágrimas , que no quieren salir , y que se asoman peligrosamente al precipicio de unos ojos, evitando llorar en público . Esa mano sobre tu hombro en cada momento malo . Una puerta que se abre . La luz de la mañana. El Sol, cuando rompe el horizonte cada amanecer. Esa Luna traviesa , que llega antes de tiempo , para estar más cerca del Astro Rey . Las endorfinas que te enerban el cuerpo tras el trabajo bien hecho . Los nervios de la anticipación . Una llamada de teléfono que no esperabas ya , pero que deseabas desde lo más profundo de tu ser . Ese momento justo antes del primer beso . Los abrazos ….

Lo sé , suena a “loco enamorado”, y lo estoy , locamente enamorada, que es el mejor estado posible que conozco para vivir . El AMOR, nos hace mejores personas . Nos vuelve dulces, amables, con la sonrisa permanente , y la voluntad de agradar . Hay que ser muy valiente para querer ver sólo lo bonito que tiene nuestro mundo . Querer vivir evitando problemas .

OJO: He dicho evitando problemas , que no es lo mismo que huir de ellos . Los problemas existen , nos rodean y nos sitian la mayoría de ocasiones . Y lo mejor es solucionarlos uno a uno , conforme van apareciendo . Y quedarnos con esa satisfacción de haberlo hecho lo mejor que pudimos ó que supimos .

Y caminar tranquilo y en paz, procurando no hacer daño a nadie y evitando involucrarte en situaciones que te superen , en definitiva : viviendo en paz contigo mismo y con el mundo . Buscando LO EXTRAORDINARIO a cada paso , y poquito a poco , vivir en ello .¿ Si se puede, y SE PUDE, vivir en lo EXTRAORDINARIO, para qué conformarte con menos?. Yo no me conformo con menos de lo que merezco , porque termina provocándome inquietud, y a mí me gusta vivir en paz. Habrá veces que tendrás que renunciar a cosas, a personas , a vidas posibles y diferentes , porque algo te dirá en tu interior que no debes hacerlo . Sigue tu instinto . Si tu cuerpo te dice que no , seguramente tenga razón .

Y recreate en todo lo extraordinario que te rodea, date la oportunidad de apreciarlo e instalate en ello , como si de eso dependiera tu vida . Porque sólo tendrás una oportunidad para vivir la vida que te ha tocado , feliz .

Isabel Jiménez